SNAPCHAT, ¿DESCOLGADO?

SNAPCHAT, ¿DESCOLGADO?

El negocio del momento: la compra de apps de mensajería

La compra de Blink por parte de Yahoo se suma a la estratosférica de WhatsApp por parte de Facebook y a la de Viber por Rakuten. Es el negocio del momento, y había un emergente que se ha quedado descolgado: Snapchat

Blink
Blink | Blink

Las apps de mensajería instantánea están en un momento 'ay, que me lo quitan de las manos': las grandes compañías han puesto sus ojos en un negocio emergente y han decidido poner dinero encima de la mesa para comprar algunas de ellas. Algunas lo han hecho a lo grande y otras de forma más discreta, pero el último caballo de batalla del negocio digital parece pasar por la forma en la que nos comunicamos con nuestro entorno cercano.

Hasta aquí nada especialmente sorprendente. Lo curioso del tema es que si esto hubiera sido como el 'draft' de la NBA el que iba de teórico líder al final se ha quedado sin fichar por ningún equipo. Al menos, de momento.

El fichaje más llamativo fue el de una empresa tan grande que, a priori, nadie pensaba que fuera a ser comprada. Algo así como lo de Figo con el Real Madrid en su día. Hablamos, claro, de WhatsApp, comprada por Facebook por la friolera de 14.000 millones y que ahora ha dado un paso más en su modelo de negocio: ofrecer llamadas gratuitas entre contactos.

La operación fue un giro sorprendente de los hechos, porque Facebook quería salir con otra. Quería comprar Snapchat, la app de las conversaciones efímeras, es decir, que el emisor puede decidir cuándo se borran y que teóricamente se van sin dejar huella (hasta que haces una foto a la pantalla, claro). Snapchat era la niña bonita del momento, la que había logrado innovar en un mercado en el que crecía la preocupación por la privacidad. Facebook le pidió una cita valorada en 3.000 millones y le dio calabazas, así que puso sus ojos en otra mucho más madura y experimentada como WhatsApp

Y, hasta hoy, Snapchat sigue ahí, para vestir santos.

Hasta apps mucho menos desarrolladas y -a priori- atractivas han encontrado pareja de baile.

La última en anunciar su boda es Blink, que curiosamente es una especie de Snapchat: ofrece a los usuarios la posibilidad de borrar sus comunicaciones a voluntad, que cerrará en breve su servicio en iPhone y dispositivos Android -estrenada hace nada- según ellos mismos anuncian. Se van con Yahoo, que tiene la tarjeta de crédito on fire tras haberse hecho ya con Tumblr, Aviate, Summly, Xobny

Antes que este enamoramiento a golpe de talonario, mucho más discreto fue el movimiento de Rakuten, el gigante asiático que se hizo hace meses con Viber por 900 millones de dólares. Viber no ofrece mensajes que se borran, ni una cartera de usuarios como la de WhatsApp, pero sí un modelo de negocio basado en la venta de stickers y aplicaciones in-app, que igual en Europa no dice mucho, pero que en Asia es un filón.

La cuestión es ver por dónde se mueve ahora el sector ahora que cada grande tiene su app de mensajería o llamadas con distintos matices: Google con Hangouts, Apple con Facetime, Facebook con WhatsApp, Yahoo con Blink, Microsoft con Skype, Rakuten con Viver... o Twitter consigo mismo y sus mensajes directos.

Preguntas, en cualquier caso, no faltan ¿El auge y caída de Telegram augura una burbuja en este micromercado? ¿Es demasiado tarde para solteros como Snapchat o Line? ¿Qué hará Facebook para compaginar su Messenger y WhatsApp? ¿Es el siguiente paso lo de las llamadas, estilo Skype o WhatsApp ahora? ¿El dinero está en la venta de stickers a lo Line? En unos meses lo sabremos

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.