LA NASA RENOMBRA LA MISIÓN CON EL APELLIDO DEL PADRE DEL VIENTO SOLAR

LA NASA RENOMBRA LA MISIÓN CON EL APELLIDO DEL PADRE DEL VIENTO SOLAR

Así es cómo la sonda Parker Solar Probe de la NASA quiere tocar el Sol

La NASA cambia el nombre de la misión con la que quiere tocar el Sol. Desde ahora se llamará Parker Solar Probe, en homenaje al científico que descubrió los vientos solares. Así se acercará la sonda a nuestra estrella.

El Solar Probe Plus
El Solar Probe Plus | NASA

La misión de la NASA, desde ahora Parker Solar Probe, quiere enviar en verano de 2018 una sonda donde nunca una nave terrestres ha llegado: a una distancia de nuestra estrella de tan solo 5,9 kilómetros.

El objetivo de ‘tocar el Sol’ se producirá cuando la Solar Probe pivote más allá de Venus siete veces durante siete años para lograr alcanzar una órbita que la sitúe a casi seis millones de la superficie del Sol, junto a Mercurio.

Es la mayor aproximación a nuestra estrella jamás emprendida, que facilitará recabar datos sobre los campos magnéticos y partículas solares.

La nave soportará así una altísima radiación y una temperatura estimada que podría superar los 1.400 grados Celsius.

La NASA ya adelantó el instrumental con el que cuenta la misión Parker Solar Probe. Tendrá un superescudo de fibra de carbono de 11,5 centímetros de grosor que le permitiría aguantar el impacto térmico y un sistema de refrigeración líquida que facilite que sus dispositivos sigan registrando datos y emitiéndolos a la Tierra.

Pretende con esta misión entender cómo funciona nuestra estrella por dentro, para blindar así nuestras telecomunicaciones de las tormentas solares y para proteger a las futuras misiones tripuladas de las radiaciones del Sol.

Todas las telecomunicaciones y conexiones a internet de la Tierra dependen, en buena parte, de satélites interconectados que está expuestos a tormentas solares más o menos intensas. La agencia espacial quiere recabar datos sobre dichas tormentas solares.

Además, los científicos necesitan saber 'in situ' (y no desde los telescopios) por qué la corona solar es tan inestable y más caliente que la superficie del sol (5.500 grados Celsius). En definitiva, conocer todos estos detalles permitiría conocer ‘por dentro’ a nuestra estrella.

Asimismo, se espera también traer datos sobre cómo, por ejemplo, los vientos solares pudieran ser ‘un motor’ adicional para que las naves terrestres se dejen impulsar por ellas como lo hace un velero en nuestros mares.

La NASA ha cambiado el nombre de la nave Solar Probe Plus, como la Parker Solar Probe, en honor del astrofísico Eugene Parker, científico que descubrió los vientos solares. El anuncio se realizó en una ceremonia en la Universidad de Chicago, donde Parker ejerce como profesor Emérito del Departamento de Astronomía y Astrofísica.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.