Y TÚ, ¿DE DÓNDE ERES?

Y TÚ, ¿DE DÓNDE ERES?

Encuentran bacterias vivas de origen desconocido en el exterior de la Estación Espacial Internacional

Astronautas rusos han localizado un microbio de origen desconocido en el casco del centro de investigación. Ahora los expertos se preguntan cómo habrá llegado hasta allí.

Amanece en la Estación Espacial Internacional
Amanece en la Estación Espacial Internacional | NASA

Cuando los astronautas rusos salieron de la Estación Espacial Internacional (EEI) para una intensa jornada de trabajo en el exterior, difícilmente podían imaginar que iban a toparse con un curioso e insólito polizón. Al recoger muestras del casco de la nave con hisopos de algodón apareció una bacteria que, sorprendentemente, estaba viva.

Tal es el anhelo humano de encontrar vida más allá de los confines de la Tierra que, cuando un hallazgo como este se da a conocer, de inmediato empiezan las especulaciones sobre su posible origen extraterrestre. Sin embargo, y aunque la bacteria no estaba allí cuando el módulo de la EEI fue lanzado, lo cierto es que resulta poco probable que se trate de una forma de vida alienígena. La hipótesis más probable es que haya viajado junto a una tablet o algún equipamiento de la tripulación.

A pesar de ello, se trata de un descubrimiento impactante. Para estar allí, adosada al casco, la bacteria no sólo ha tenido que sobrevivir un largo y durísimo viaje, sino también a las condiciones extremas que se dan en el vacío, con temperaturas que van de los 121 grados en el lado soleado a los 157 grados negativos en la cara oscura de la estación espacial.

El astronauta Mark Vande Hei durante uno de sus paseos espaciales | NASA

Son pocos los detalles que se han desvelado hasta el momento sobre el microbio, pues aún está siendo investigado. Sí se sabe, por declaraciones del cosmonauta Anton Shkaplerov a la agencia rusa TASS, que no parece representar peligro alguno. Esto es especialmente importante, pues se han dado casos en que las bacterias, con su rápida capacidad para adaptarse, se han vuelto más letales que sus parientes terrestres tras sufrir las transformaciones de la vida en la EEI.

A falta de que los expertos confirmen el origen de este polizón, que aún podría dar alguna sorpresa, lo más aconsejable es mantener los pies en la Tierra y pensar que allí llegó viajando en una carga contaminada. Por mucho que nos cueste ser pacientes cuando se trata de buscar formas de vida más allá de este planeta...

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.