LANZADO EN 1965, ESTÁ A MERCED DE CHOCAR CONTRA ALGO

LANZADO EN 1965, ESTÁ A MERCED DE CHOCAR CONTRA ALGO

Hay un reactor nuclear estropeado flotando a la deriva sobre nuestras cabezas

El 3 de abril de 1965 un cohete Atlas lanzado desde California puso en órbita baja, a 1.300 kilómetros de altura sobre los polos, al satélite norteamericano SnapShot. Fue el primer y único con motor iónico alimentado por un reactor nuclear de 37 barras de Uranio 235 y de media tonelada de peso.

El Snap10a durante su lanzamiento y una ilustración en órbita
El Snap10a durante su lanzamiento y una ilustración en órbita | redslime.com

Los Estados Unidos hicieron un esfuerzo considerable en la década de los '60 para crear un sistema nuclear compacto, ligero y autónomo que pudiese alimentar todo tipo de ingenios para programas espaciales, militares o marinos. El proyecto SNAP era pionero para probar estos mini-reactores en el espacio. La idea era minimizar los riesgos del personal de tierra poniendo en marcha el reactor a miles de kilómetros de distancia.

Doce horas después del lanzamiento, el reactor nuclear fue llevado automáticamente hasta la temperatura de funcionamiento para producir más de 600 vatios de potencia eléctrica. La idea era que esta producción se prolongase durante un año... pero no fue así

Después de 43 días, el fallo de un regulador de tensión dentro de la nave pero fuera del reactor hizo que el motor y el reactor se parasen para siempre. Pero el combustible todavía está allí.

El problema de tener un material peligroso a 1.300 kilómetros de altura se puso en evidencia en noviembre de 1979. Una colisión con algún objeto de basura espacial produjo un desprendimiento de más de 50 piezas del satélite, todas ellas rastreadas por la NASA. La base del satélite y del reactor permanecen intactas.


Próximas trayectorias ‘peninsulares’ del Snap10A. Fuente: n2yo.com

El Snap10A está ahora mismo en una órbita polar estable, es decir, el satélite pasa sobre cada punto del planeta cuando éste gira sobre su eje. Tarda un poco menos de dos horas en completar su órbita. Puedes verla en directo por aquí.

Cada tres o cuatro días su proyección atraviesa la Península Ibérica de sur a norte. Los ingenieros de la NASA calculan que la órbita dejará de ser estable en unos 4.000 años, cuando el satélite se desintegre y esparza el material radioactivo por alguna zona entre los dos polos. Aunque ya no estaremos nosotros aquí para ver a quién le toca la lotería.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.