UN PAN 'GALÁCTICO'

UN PAN 'GALÁCTICO'

Quieren montar una panadería en la Estación Espacial Internacional

Comer pan cocinado en el espacio podría ser pronto una realidad. Y todo gracias a una serie de investigaciones que están desarrollando tanto un horno que funcione en la ISS como una masa susceptible de ser horneada en microgravedad.

Pan recién horneado
Pan recién horneado | Juan Carlos Ferri Ureña.

¿Hay algo más apetecible que un pan recién hecho? ¿Cuantos de ustedes echarían en falta un buen pan si pasaran una temporada en la Estación Espacial Internacional? Actualmente, los astronautas comen pan en tortilla, tipo fajita, que no están mal... Básicamente lo hacen porque no deja migas, algo importante ahí arriba porque, en condiciones de microgravedad, las migas no caen hacia abajo sino que pueden dirigirse hacia cualquier lugar... incluso los recovecos de los aparatos. Ahora bien, donde se ponga un buen pan crujiente...

Este anhelo podría estar llegando a su fin porque un equipo alemán de ingenieros y científicos podría haber encontrado una vía para poder disfrutar de 'pan del día' en el espacio. Se trata de un horno que funciona en microgravedad. Y además, están desarrollando una masa adecuada para ser horneada en órbita.

Por si esto fuera poco, la empresa alemana Bake In Space planea desarrollar una levadura basada en la que se está cultivando en la ISS. Sebastian Marcu, fundador de la empresa detrás del ingenio, confiesa que la idea le vino de su amigo Neil Jaschinski, ingeniero de la Estación, un enamorado del pan que no siempre encontraba uno a su gusto. Ante eso, Jaschinski aprendió a hornear en su propia casa. Sin embargo, si estuvieran en la ISS no tendrían otra opción que sobrevivir a base de tortillas de trigo...

La cuestión es que, levaduras a parte, el horno debería de ser ligeramente distinto a los que conocemos en la Tierra. "Tenemos que asegurarnos de que ninguna de las superficies exteriores del horno se caliente más de 45º C: no podemos precalentar el horno ni abrirlo en medio de la operación", comenta Marcu.

Porque claro, en la Tierra el pan se hornea a unos 200º C y se saca cuando todavía está caliente, pero eso no sería posible en la ISS: si una burbuja de aire caliente saliera del horno podría permanecer flotando dentro de la estación durante bastante tiempo, lo que supondría un serio riesgo para la salud de los astronautas.

De esta forma, el proceso de horneado espacial sería el siguiente: "Ponemos la masa dentro del horno frío y empezamos a calentarlo. Cuando está casi terminado comenzamos a enfriarlo. En ese momento empezaría a secarse... y tenemos que diseñar el horno para que agregue algo de agua durante el proceso", explica Marcu. A esto se le añade la potencia de funcionamiento: 270 vatios, la décima parte de un horno 'terrestre' para que sea viable allá fuera.

Y es que el pan hecho en el espacio es una forma de mejorar la calidad de vida, tanto para los astronautas como para los futuros turistas espaciales. Aunque es verdad la diversidad de los alimentos espaciales ha mejorado mucho, todavía es mediocre si la comparamos con la 'basada en tierra'. Ahora que parece que tendrán el pan, habrá que ir pensando en otros productos como el vino, el queso, y porqué no, la curación de jamones en el espacio.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.