UNA SERPIENTE, UN GUEPARDO Y… UNO INDESCRIPTIBLE

UNA SERPIENTE, UN GUEPARDO Y… UNO INDESCRIPTIBLE

Robots con superpoderes: flexibilidad, velocidad y resistencia

Tres ingenios mecánicos sorprendentes, especialmente pensados para labores de rescate en un futuro, quién sabe, no demasiado lejano.

Robot serpiente
Robot serpiente | MIT

A estas alturas, hemos hablado muchísimo de robots. Por ejemplo, de uno que cuenta cuentos, uno que hace hamburguesas, uno con el que hablar, uno que nada, uno que hace autoestop, uno que parece un simio, uno al alcance de todos los bolsillos, uno con sangre de orina...

Incluso hemos planteado si los Ejércitos del futuro serán de robots, si llega la era de los robots personales, si los robots educarán a nuestros hijos, si podrían formar su propia sociedad, con lugares para aprender de sus errores y mejorar, quién sabe si con la finalidad de sustituir a los humanos en el futuro (aunque de momento seamos los humanos los que hacemos los trabajos de robot)

Pero nada de lo anterior se compara a estos tres robots. Recopilados en tres artículos consecutivos de la revista Popular Science, investigadores de diferentes centros han conseguido poner en marcha prototipos de robots con capacidades increíbles, en algunos casos muy superiores a las de los seres humanos. Por separado, eso sí.

Por ejemplo, lo que bien podría ser el inicio de un robot de rescate. Se trata de una pequeña máquina neumática que puede adoptar varias formas, desarrollada por investigadores de las universidades de Harvard y Cornell, y que entre sus capacidades tiene el poder funcionar en el agua, en la nieve, en el fuego o, incluso, resistir el ser atropellado por un coche.

Fabricado con elastómero de silicona, un material funcional a altas y bajas temperaturas, además de resistente a los rayos UV y a compuestos químicos corrosivos, se trata de un pequeño robot articulado que 'avanza' ante cualquier condición adversa de las descritas.

El segundo de los robots es una especie de serpiente ideada para poder llegar a cualquier recoveco. Se trata de otra máquina neumática y articulada capaz de doblarse y variar su trayectoria, deslizándose sobre el suelo.

Ideado por ingenieros del MIT, no se trataría de un robot autónomo, sino de una parte de una máquina, ya que no opera de forma independiente. El ingenio, hecho de silicona y goma y recubierto de talco para reducir la fricción, opera con una serie de algoritmos especialmente formulados para maximizar las ocasiones en las que consigue la meta: alcanzar un punto determinado en un circuito de obstáculos. Ellos mismos lo explican aquí

El tercer robot en verdad ni es nuevo ni hace algo que los humanos no podamos, pero es igualmente fascinante. Se trata del guepardo robótico que desarrolló también el MIT, una máquina cuadrúpeda que imita la forma en la que corre el felino más rápido de nuestro planeta y es capaz, además, de saltar obstáculos. La velocidad, eso sí, no es comparable: alcanza de momento hasta los 22 kilómetros por hora.

¿Porqué entonces está en la lista? Porque, igual que tu iPhone este mes, el guepardo ha recibido una actualización de software exitosa: ya no sólo sabe correr sobre una cinta móvil o suelo firme, sino también en un terreno irregular como el césped y de forma totalmente autónoma.

Así que cabe esperar que en próximos desarrollos puedan hacer que corra en superficies mucho más adversas y, quién sabe, que lo haga más rápido que nosotros, o que el guepardo mismo (el de verdad).

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.