PODRÍA TRATARSE DE UNA NUEVA APLICACIÓN MÓVIL

PODRÍA TRATARSE DE UNA NUEVA APLICACIÓN MÓVIL

Un algoritmo que adivina si sientes dolor

Por mucho que te esfuerces, poner una cara valiente no engañará a este algoritmo. Un nuevo sistema que evalúa la cantidad de dolor que alguien siente solo con mirar su rostro podría ayudar a los médicos a decidir cómo tratar a los pacientes. Al examinar pequeñas expresiones faciales y calibrar el sistema a cada persona, el algoritmo informático proporciona un nivel de objetividad en un área en la que normalmente es difícil de conseguir.

Dolor abdominal
Dolor abdominal | Pixabay

"Estas métricas pueden ser útiles para determinar el dolor real por el dolor fingido", afirma Jeffrey Cohn, de la Universidad de Pittsburgh (EE. UU.) El sistema podría marcar la diferencia entre la prescripción de analgésicos potencialmente adictivos y la captura de alguien que está fingiendo sentir o pasar dolor.

La medición objetiva de los niveles de dolor es una tarea difícil, dice Dianbo Liu, quien creó el sistema con sus colegas en el Massachusetts Institute of Technology (MIT). Las personas experimentan y expresan el dolor de manera diferente, por lo que la estimación de un médico del dolor de un paciente a menudo puede diferir de una puntuación de dolor expresada por el mismo.

En un intento de introducir cierta objetividad, Liu y su equipo entrenaron un algoritmo en vídeos de personas haciendo muecas, incluyendo muecas de dolor. Cada vídeo consistía en una persona con dolor en el hombro, a quien se le había pedido que realizara un movimiento diferente y luego calificara sus niveles de dolor. El resultado fue un algoritmo que puede utilizar sutiles diferencias en las expresiones faciales para informar acerca de cómo se está sintiendo en realidad dicha persona.

Cada persona experimenta el dolor de una forma | Pixabay

Algunas partes de la cara son particularmente reveladoras, dice Liu. Grandes cantidades de movimiento alrededor de la nariz y la boca tendían a sugerir puntuaciones de dolor más altas.

Hay pruebas de que algoritmos de reconocimiento del dolor aún menos sofisticados son menos fáciles de engañar que sus homólogos humanos. Un estudio de la Universidad de California en San Diego, halló que un sistema informático podía eliminar a los 'farsantes del dolor' el 85 por ciento del tiempo, mientras que los humanos entrenados sólo eran precisos el 55 por ciento de las ocasiones.

Para ayudar a que sea más preciso, el sistema informático puede ser ajustado para tener en cuenta la edad de alguien, el sexo y la tez de la piel.

Es la primera vez que se ha visto que un algoritmo de reconocimiento del dolor puede ser ajustado para dar resultados personalizados basados en la edad, el sexo y la tez de la piel. Todavía es pronto, pero Liu dice que no hay nada que impida que el sistema se convierta en una aplicación que los médicos puedan tener en sus teléfonos inteligentes o smartphones.

Lógicamente el sistema nunca podría ser un reemplazo para los médicos de verdad, ya que los vídeos con los que entrenó el algoritmo fueron tomados en condiciones ideales de iluminación y fotografía, por lo que es poco probable que el sistema sea tan preciso si se usara en pacientes reales. Sin embargo, el algoritmo seguirá entrenando y mejorando con más videos para ver si eso alza sus capacidades del grado del dolor.

Seguro que te interesa

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.