LA RESPUESTA ESTÁ EN LOS NÚMEROS

LA RESPUESTA ESTÁ EN LOS NÚMEROS

Crean un modelo matemático que supuestamente haría rica cualquier economía

Un grupo de científicos trata de descubrir, con un modelo matemático, por qué algunos países en desarrollo salen a flote y otros no.

República Centroafricana
República Centroafricana | Atlas of Wonders

Existe una ciencia aplicada -enfocada a la solución de problemas reales, a la industria y al desarrollo- y otra básica -más abstracta y zigzagueante- que trabaja para aumentar nuestro conocimiento del entorno. Pero hay también una tercera vía, que podría definirse como "especulativa", a mitad de camino entre las ciencias naturales y las sociales.

De vez en cuando, un grupo de investigación se descuelga con algún trabajo de este tipo, cuyos resultados, aunque basados en la observación y el análisis, están abiertos a la especulación (como poco). Es el caso del artículo publicado la semana pasada en la revista 'Nature' bajo el título 'Disrupciones contagiosas y trampas complejas en el desarrollo económico'.

Firmado por cinco investigadores de cinco universidades distintas, el estudio trata de responder a la siguiente y peliaguda cuestión: ¿por qué algunos países en desarrollo tienen éxito y otros quedan atrapados en un bucle de pobreza? Para ello, han desarrollado un modelo matemático que simula las interacciones de los distintos elementos económicos que toman parte en el crecimiento de un país partiendo de un estado de pobreza.

A medida que una economía se desarrolla, esta se vuelve más compleja. Y, en paralelo, se produce otro fenómeno: el aumento de "elementos disruptivos" (como por ejemplo una súbita carestía de materias primas) que puede provocar la interrupción del crecimiento.

Es lo que ocurre cuando la industria, lejos de afrontar el problema, se amolda a él, haciendo que la economía se enquiste indefinidamente en un modelo de escaso valor productivo. Este fenómeno- cuyas causas profundas entrarían seguramente en el campo de la sociología- es, según el modelo matemático, el responsable de que algunos países en desarrollo acaben fracasando y entrando en espirales de pobreza crónica.

Teniendo esto en cuenta, los investigadores proponen la creación de "amortiguadores de la disrupción". Es decir, mecanismos que reduzcan el impacto económico de estas crisis inesperadas. Esa fue, dicen, la clave del éxito de China.

Los firmantes del trabajo no aspiran a enriquecer países con su modelo, sino a comprender mejor las razones por las que algunos países en desarrollo triunfan y otros fracasan. Pero, como la historia ha demostrado repetidamente, en economía una cosa son los números y otra la realidad.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.