DUDA FRECUENTE

DUDA FRECUENTE

Estos son los motivos por los que donar médula no es tan fácil como donar sangre

Ser donante de sangre no es lo mismo que serlo de médula, ya no sólo por el procedimiento de extracción sino por el nivel de compatibilidad necesario. Pero, ¿por qué si un padre y un hijo comparten grupo sanguíneo, su médula puede ser incompatible?

Donar médula no es tan fácil como donar sangre
Donar médula no es tan fácil como donar sangre | Tnarik en flickr cc

Gracias a los avances actuales donar médula se asemeja bastante a donar sangre: ahora ya no es necesaria la punción lumbar con anestesia, sino que con el filtrado de nuestra propia sangre tras un tratamiento previo es suficiente. Lo que no es tan sencillo es encontrar una persona compatible. ¿Por qué?

Una vez donamos sangre, ésta es separada en glóbulos rojos, plaquetas y plasma, que es lo que se utiliza para trasfundir. El grupo sanguíneo está definido por el tipo (ABO) y el Rh (+ o -). Cada uno está determinado por un gen diferente y es resultado de la combinación de las variantes heredadas de nuestros padres. Éstos indican las 'etiquetas' que tienen algunas de tus células, como los glóbulos rojos, para reconocerlas. Así, tu organismo atacará a los glóbulos rojos que tengan etiquetas diferentes a la tuya al considerarlos cuerpos extraños.

El caso del grupo O y el Rh - es especial: no tiene 'etiqueta de grupo' ni 'etiqueta de Rh', de ahí su nombre. Por ese motivo, los O- sólo admiten sangre de su mismo tipo: el resto de tipos, como sí tiene alguno de los posibles 'distintivos', son reconocidos como intrusos. En el caso contrario, las personas con grupo AB+, como tienen etiquetas comunes a todos, pueden recibir de cualquiera.

Grupo sanguíneo

¿A quién puede donar?

¿De quién puede recibir?

A+

A+ AB+

O+ O- A+ A-

A-

A+ A- AB+ AB-

O- A-

B+

B+ AB+

O+ O- B+ B-

B-

B+ B- AB+ AB-

O- B-

AB+

AB+

TODOS

AB-

AB+ AB-

O- B- A- AB-

O+

A+ B+ AB+ O+

O+ O-

O-

TODOS

O-

Compatibilidad medular

Aunque el grupo sanguíneo es importante para que el organismo sepa si las células son nuestras o no, hay un sistema mucho más complejo que debe coincidir a la hora de realizar un trasplante (medular o de otro tipo): el complejo mayor de histocompatibilidad, o HLA.

Este sistema de reconocimiento se encuentra en todas las células del organismo que tienen núcleo, por lo que cualquier órgano, tejido o incluso médula que queramos trasplantar debe cumplir con ese 'etiquetado' para no ser atacado por el sistema inmune. Esa es la razón por la que los glóbulos rojos se libran: ellos no tienen núcleo y por tanto no se ven afectados, siendo más sencillo encontrar donante.

De esta manera, además del grupo sanguíneo, debemos comprobar las características de los genes que componen el HLA, que son principalmente seis: HLA-A, HLA-B, HLA-C, HLA-DR y HLA-DQ. Para ser compatible deben coincidir al menos tres de ellos, pero cuantos más mejor para evitar un posible rechazo.

Sin embargo, no hay sólo dos o tres variantes posibles para cada uno de los genes como pasa con el grupo ABO o el Rh, sino que es altamente variable y hay multitud de posibilidades, y con ello multitud de combinaciones entre estos seis genes. De hecho, sólo para los genes HLA-A, HLA-B y HLA-C hay más de 3.000 variantes posibles, sumado a que de cada uno de ellos tenemos una combinación de la variante del padre y la de la madre. La cosa, por tanto, es complicada.

Un luchador con un gran reto

A lo largo de los últimos meses el malagueño Pablo Ráez se ha propuesto llegar al millón de donantes de médula para intentar salvar esta dificultad. La probabilidad de encontrar donante dentro de la familia es de alrededor del 30%, por lo que el 70% restante procede de personas no emparentadas. De esta forma, toda nueva aportación es de gran ayuda para todos los pacientes que siguen esperando.

Desde que en 1957 se realizara el primer trasplante de médula se ha avanzado enormemente tanto en el proceso de donación, pudiéndose usar incluso células de cordón umbilical. Si te lo estás pensando, infórmate del procedimiento en tu centro de transfusión más cercano porque es más fácil de lo que parece.

Gracias a la red mundial de donantes de médula, Pablo ha encontrado un nuevo donante. ¿Te apuntas al reto?

Más noticias

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.