SE DISPARAN LOS CASOS EN LA INDIA, Y LLEGAN A OTROS PAÍSES

SE DISPARAN LOS CASOS EN LA INDIA, Y LLEGAN A OTROS PAÍSES

La nueva amenaza global: infecciones resistentes a casi todas las medicinas conocidas

En 2013 58.000 recién nacidos fallecieron en la India a causa de infecciones incurables con los fármacos que tenemos hoy en día. Algunas de esas infecciones ya han dado el salto a otros países, por ejemplo en Europa. La causa: la ingesta incontrolada de antibióticos.

Bebé hindú
Bebé hindú | Wikipedia

Les llaman 'superinfecciones', y podrían suponer el mayor reto sanitario global de los próximos años. Y, como casi siempre, es por nuestra culpa. Se trata de infecciones de tipo mortal que se han mostrado resistentes a la acción de casi cualquier medicamento conocido y ya se cobran miles de muertos en países como la India.

Allí confluyen varios factores para su surgimiento: una superpoblación rampante, la falta de control sanitario, las enormes carencias de su sistema de salud y la inexistente red de tratamiento de residuos humanos en muchas partes del país. Cosas tan sencillas y cotidianas como un váter son objetos de lujo para parte importante de la población, con el foco de enfermedades mortales que eso supone.

El resultado de todo eso es que se hayan desarrollado infecciones devastadoras que se ceban fundamentalmente con los más indefensos, que son los recién nacidos: aquellos que carecen de un sistema inmune plenamente desarrollado.

Pero en toda esa ecuación hay un elemento clave que falta, y es ahí donde entra nuestra culpa (además de en permitir las enormes desigualdades de uno de los países más poblados de la Tierra): la sobreingesta de antibióticos. Según los expertos, la automedicación y el suministro sin control de medicamentos antibióticos está teniendo como resultado que algunas infecciones de las antes descritas surjan con una demostrada resistencia a los fármacos tradicionales.

The New York Times describe el ejemplo de de la hija de Anju Thakur, un bebé prematuro sin problemas de viabilidad que falleció una semana después de nacer a causa de una infección sanguínea. Los médicos que trataron al bebé observaron impotentes cómo su dolencia no remitía a pesar de haberle suministrado los fármacos adecuados para la sintomatología que presentaba y en dosis suficientemente potentes.

La India es uno de los países de mayor población del mundo. Eso, además de todo lo descrito anteriormente, hace que su cifra de mortalidad infantil sea la más alta del planeta, con 800.000 casos el año pasado. Casi un 6% de ellos, según los expertos, fallecieron ya a causa de estas 'superinfecciones'.

Pero el problema no es exclusivamente del país, ni de su pobreza, ni de sus condiciones sanitarias difícilmente reproducibles en un país desarrollado. Los investigadores ya han encontrado 'superinfecciones' fuera de sus fronteras, programadas genéticamente para resistir a los antibióticos, y sello de origen en la India. Países como EEUU, Francia o Japón han registrado casos de NDM1 (New Delhi metallo-beta lactamase 1, por sus siglas en inglés).

Se trata de una enzima descubierta ahora hace cinco años que hace que las bacterias que la poseen sean resistentes a la mayor parte de los antibióticos de uso médico común, incluso los que se usan contra cepas resistentes a los antibióticos. Uno de sus huéspedes favoritos es, por cierto, la enterobacteria E.coli, casi ubicua en nuestro entorno y responsable de muchísimas dolencias, desde la cistitis a la neumonía, pasando por meningitis o la septicemia.

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.