LOS ESPAÑOLES TENEMOS MEZCLA DE 15 POBLACIONES

LOS ESPAÑOLES TENEMOS MEZCLA DE 15 POBLACIONES

La huella genética de las invasiones: hay 95 tipos de humanos diferentes

Un estudio analiza las trazas genéticas de las distintas poblaciones mundiales para averiguar su procedencia. Las invasiones, guerras y el esclavismo han concretado el mapa cromosómico actual.

Ilustración con diferentes grupos étnicos
Ilustración con diferentes grupos étnicos | Wikipedia

Puede que tú te sientas muy español, o muy vasco, o muy catalán. Pero genéticamente estás más mezclado que el huevo de una tortilla. De hecho, según un estudio existen únicamente 95 tipos de poblaciones diferentes en el mundo, y todas ellas están combinadas y mezcladas.

¿Por qué? Las invasiones, las guerras, el colonialismo, las migraciones, las rutas comerciales y el esclavismo han modificado profundamente el mapa genético de la humanidad en los últimos milenios. En verdad dentro tuyo hay mutaciones genéticas originadas a miles de kilómetros de distancia.

Todo esto se sabe gracias a un estudio recién publicado en la revista Science. Se trata de una investigación sobre poblaciones de todo el mundo que, gracias a una técnica innovadora, mide la longitud de los distintos segmentos de los cromosomas, entendiendo dichos segmentos como pequeñas variaciones o mutaciones con origen geográfico distinto.

Baste un ejemplo: a los mongoles les bastaron 73 años para expandir sus genes desde la costa oriental china hasta las puertas de la actual Europa

Dicho de otra forma: aunque los humanos somos genéticamente iguales, hay pequeñas alteraciones que pertenecen a un lugar y momento concreto, una especie de puzzle. Ahora, gracias a la técnica desarrollada por un grupo de investigadores coordinados por Simon Myers, han podido separar y ubicar cada uno de esos fragmentos.

¿Y qué ha ocurrido al hacerlo? Que han descubierto que esas pequeñas trazas introducidas en nuestros genes corresponden con destacados eventos de la historia. En concreto han podido identificar mutaciones correspondientes a un centenar de eventos a lo largo de 4.000 años, desde la expansión del Imperio Mongol hasta el descubrimiento de América, pasando por el comercio de la Ruta de la Seda. Todo eso está grabado en nuestros genes.

Además de la publicación del estudio, han desarrollado un mapa interactivo en el que se pueden ver los resultados detallados sobre poblaciones concretas.

En el caso de los españoles, por ejemplo, en nuestro legado hay quince fuentes distintas, con mayoría de carga genética europea, especialmente francesa y vasca -una de esas 95 poblaciones descritas en el estudio-, pero también rumana, toscana, griega, del norte y el sur de Italia, inglesa o sarda.

Pero nuestros genes no se quedan ahí: tenemos sangre armenia y georgiana, así como noruega y orcadiana -conjunto de islas al norte de Escocia, lugar de origen de los pictos-, además de marroquí... y bantú -población de origen keniata que fue esclavizada por los europeos-.

En el caso de los vascos, el origen genético es dual: mayoritariamente español -con esa mezcla genética descrita- y orcadiana.

Ese inmenso legado, esa rica mezcla sanguínea, casi nunca fue de gestación pacífica. De hecho, la limpieza étnica ha sido una terrible técnica de guerra, consistente en la eliminación de una población a través del exterminio de sus miembros y la violación de sus mujeres para diluir la genética local.

Y para estos horrores no hace falta irse cuatro mil años hacia atrás: la penúltima guerra de Europa, la de los Balcanes, acogió violaciones en masa contra mujeres musulmanas.

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.