EL INCREIBLE MUNDO ANIMAL

EL INCREIBLE MUNDO ANIMAL

Del perro azul a los delfines rosados: animales con colores que no les pertenecen

En la fauna animal existe una amplia gama de especies o razas que tenemos asociadas a ciertos colores, pero en realidad son tantos los animales que existen que hay muchos que poseen colores que -creemos- no les pertenecen.

Perro de color azul por la contaminación
Perro de color azul por la contaminación | HINDUSTAN TIMES

Semanas atrás se hizo enormemente viral la asombrosa noticia sobre la aparición de cinco perros azules en las calles de Navi Mumbai, en la India. Se trataba de un hecho que nada tenía que ver con un tipo de raza sino a la intoxicación que los canes habían padecido a causa de la preocupante contaminación del rio Kadasi, del cual se suponía que habían bebido agua.

Pero el hecho de que aparezca algún animal con un color que no es habitual en su especie es algo más normal de lo que creemos. Incluso nos podemos encontrar con curiosos casos en los que en algunos animales con los que estamos familiarizados tienen una morfología o un color que cambia completamente respecto a lo esperado.

Es el caso de los delfines. Los que solemos ver en los espectáculos de parques acuáticos o zoológicos son de la especie mular, que proceden de mares cálidos y destacan por tener un brillante color gris que puede ir desde el pálido hasta el oscuro. Sin embargo en Sudamérica, y más concretamente en la zona del río Amazonas y sus numerosos afluentes, podemos encontrar una especie de delfín cuyo color es un llamativo rosa.

Su nombre científico es ‘Inia geoffrensis’ y se trata de un curioso y vistoso cetáceo que podríamos decir que es un primo muy lejano –incluso de familias diferentes- del delfín de mar.

Delfín rosado | Wikimedia

En condiciones normales los delfines rosados suelen tener una tonalidad suave, pero cuando se excitan por la presencia de barcos o personas, su color aumenta de intensidad. Según los expertos, esto se debe a algo muy similar a lo que nos pasa a los humanos cuando nos ruborizamos. Lo que no han terminado de explicar es el porqué de esa tonalidad rosada de la piel.

De color rosa también son unos curiosos saltamontes, llamados ‘Euconocephalus thunbergi’, cuyos raros ejemplares sólo se pueden encontrar en el sur de Inglaterra y algunas zonas de Portugal. El motivo por el que estos saltamontes rosados posean dicho color es debido al eritrismo, la misma condición por la cual la pigmentación de la piel y cabello de algunas personas es roja. Dicho de otra forma: son pelirrojos.

Euconocephalus thunbergi | Wikimedia

Entre los crustáceos también podemos encontrar algunas especies en las que, de tanto en tanto, aparece algún ejemplar con un color muy diferente al que nos tienen acostumbrados. Este es el caso de las langostas, que solemos recordar por el característico color naranja que adquieren tras ser cocidas pero que estando todavía vivas tienen diferentes colores.

De hecho, dependiendo del lugar de donde sean originarias, pueden oscilar entre un llamativo marrón a un verde oscuro, e incluso gris, siendo todos ellos muy comunes. Hay incluso extraordinarios casos en los que una misma langosta sea bicolor: medio cuerpo rojizo y el otro medio marrón.

Pero de tanto en tanto -sólo una de cada dos millones- aparece una langosta de color azul. Todo parece indicar que el motivo de esta rareza se deba a una anomalía genética de esos ejemplares, los cuales producen una excesiva cantidad de crustacianina, una proteína localizada en el caparazón del crustáceo.

Langosta azul | Wikimedia

Cabe destacar que también pueden darse extrañísimos casos -uno de cada cien millones- de langostas albinas o totalmente blancas.

Y es que lo de los animales albinos puede ser más o menos común según la especie de la que se trate: en algunas es más o menos común mientras que en otras es algo extraordinariamente raro.

Muchos de los lectores recordaréis a Copito de Nieve, un curioso gorila de color blanco que durante casi cuatro décadas residió en el zoológico de Barcelona. La peculiaridad de este animal, encontrado en 1966 en la selva de Guinea Ecuatorial, es que es el único caso de gorila albino del que se ha tenido conocimiento en todo el planeta.

Copito de nieve | Wikimedia

A pesar de que Copito de Nieve tuvo descendencia -22 hijos, 11 nietos y 3 bisnietos- ninguno ha reproducido esa peculiaridad. Falleció en el zoo de la Ciudad Condal en el año 2003 y se planteó clonarlo, algo que hasta la fecha no se ha llevado a cabo, a pesar de que se mantienen guardadas varias muestras de su ADN.

Dentro de las especies de aves, estamos acostumbrados a asociar a los cuervos con el color negro, algo a lo que han contribuido la literatura y la cinematografía.

Sin embargo, en la África subsahariana existe una especie de esta ave paseriforme llamada ‘Corvus albus’ que tiene gran parte de su plumaje de color blanco. Incluso se dan casos de ejemplares totalmente albinos, de ahí el término ‘albus’ de su denominación.

Cuervo albino | Wikimedia

Y del blanco total pasamos al negro, color por el que se distingue el ‘Ayam Cemani’ nombre por el que se conoce a un tipo de gallo domestico originario de Indonesia y que está considerado como el más caro del planeta.

Pero en este caso su rareza no sólo reside en el color negro de su plumaje, sino que también es el color de todo su interior –huesos, carne y órganos-. Eso hizo que se le considerara como un animal sobrenatural, motivo por el que su valor monetario es altísimo y un gran número de estas aves son destinadas en algunos países del sudeste asiático a rituales mágicos. En Europa se pueden encontrar y se comercializa con un precio que supera los 300 euros la unidad.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.