CON SOBREPESO PERO SALUDABLE

CON SOBREPESO PERO SALUDABLE

¿Es posible ser obeso y sano a la vez?

¿El estrés engorda aunque no comamos demasiado? Esa es la pregunta que los investigadores de la University College de Londres (Reino Unido) han estado tratando de responder dando a voluntarios de diferentes formas y tamaños un corte de pelo y midiendo los niveles de la hormona del estrés cortisol en su cabello.

El estrés a largo plazo aumenta los niveles de cortisol, hormona que te engorda
El estrés a largo plazo aumenta los niveles de cortisol, hormona que te engorda | Pixabay

Seguro que te interesa

El estrés a largo plazo aumenta los niveles de cortisol, y los investigadores descubrieron que los participantes con cuerpos más grandes tenían niveles más altos de cortisol en su cabello. Entonces, ¿esto significa que podemos atribuir la obesidad al estrés? Y, de ser así, ¿qué podemos hacer al respecto?

La idea en sí no es nueva. El cortisol es producido por las glándulas suprarrenales que se sientan en la parte superior de los riñones. Juega un papel vital para mantener los niveles de glucosa en el torrente sanguíneo en un estado estable. Cuando estamos estresados o nos sentimos amenazados, los niveles de cortisol suben o se disparan para liberar más glucosa, por lo que tenemos más combustible para luchar o correr por nuestras vidas.

Demasiado cortisol significa demasiada glucosa a nuestro alrededor y si no se utiliza, el exceso se almacena como grasa. Sin embargo, ha sido difícil medir los niveles de cortisol a largo plazo de forma fiable porque estos fluctúan con el tiempo.

Este nuevo estudio utilizó el corte de pelo lo más cerca posible del cuero cabelludo para medir los niveles acumulados durante un período de dos meses. Los investigadores hallaron que los individuos obesos con un IMC superior a 30, o con una circunferencia de cintura por encima de 102 cm en los hombres y 88 cm en las mujeres, tenían los niveles más altos de cortisol.

¿El estrés engorda aunque no comamos demasiado? | Pixabay

"Las personas que tenían niveles más altos de cortisol en el cabello tendían a tener medidas más grandes de cintura, lo que es importante porque transportar exceso de grasa alrededor del abdomen es un factor de riesgo para enfermedades cardíacas y para la muerte prematura", aclara Sarah Jackson, coautora del trabajo.

Sin embargo, hay importantes preguntas sin respuesta: ¿Es el cortisol alto una causa o un efecto de la obesidad? ¿Seremos capaces de detener la marea creciente de obesidad? Además, ¿es realmente tan malo tener grasa?

El estudio concluye que es posible ser obeso y sano; al igual que es posible fumar y no tener cáncer de pulmón. Los genes pueden explicar por qué algunas personas son obesas y saludables, mientras que otras desarrollan diabetes y enfermedades del corazón.

"Cuando se trata de la obesidad la genética no es tan importante como pensábamos. Algunas personas obesas tendrán una condición hereditaria como el síndrome de Prader-Willi [que provoca un tono muscular débil, retraso en el desarrollo y una incapacidad para controlar el apetito]. Pero la mayoría de las personas gordas que se ven en la calle no tienen una tendencia genética particular hacia la obesidad ", explica John Mathers, de la Universidad de Newcastle.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.