HAN LLEGADO PARA QUEDARSE

HAN LLEGADO PARA QUEDARSE

Los robots sexuales, más peligrosos de lo que crees

En la actualidad existen cuatro fabricantes que crean muñecas robóticas en todo el mundo, pero los expertos predicen que en las próximas décadas podrían extenderse, no sólo como un fetiche, sino también para la terapia sexual y como acompañantes de personas solas, discapacitadas o mayores.

Los robots sexuales se están haciendo cada vez más populares
Los robots sexuales se están haciendo cada vez más populares | Pixabay

Noel Sharkey, profesor emérito de Robótica e Inteligencia Artificial en la Universidad de Sheffield, y cofundador de la Fundación para la Robótica Responsable (FRR), afirmó que ya es hora de que el gobierno y el público decidan si han de regularse o no los robots sexuales. "La preocupación es que esto está sucediendo y nadie está hablando de ello. Dentro de poco vamos a verlos mucho más", aclara Sharkey. "Tenemos que pensar como sociedad lo que queremos hacer al respecto".

Según el informe de la FRR, hasta dos tercios de los hombres y alrededor del 30% de las mujeres están a favor de usar robots sexuales, que actualmente cuestan entre 5.000 y 14.000 euros y pueden personalizarse por sexo, altura, color de pelo, color de ojos e incluso personalidad. Las empresas también están empezando a incorporar inteligencia artificial para que los robots puedan comunicarse y responder a las emociones humanas. E incluso ya existen burdeles de muñecas robóticas.

Los autores del informe advierten que la introducción de los robots sexuales plantea graves cuestiones morales y éticas que necesitan ser abordadas. Advirtieron que los usuarios podrían llegar a aislarse socialmente o incluso ser adictos a las máquinas, máquinas que jamás podrían reemplazar el contacto humano real.

Dos tercios de hombres y un 30% de mujeres están a favor de usar robots sexuales | Pixabay

"Es muy triste porque va a ser una relación unidireccional", comenta Sharkey. "Si las personas se relacionan únicamente con robots es muy preocupante. Estás amando un artefacto que no puede amarte; lo mejor que pueden hacer es fingirlo".

Un lado oscuro de este ingreso de los robots en el ámbito sexual es que las compañías están programando personalidades tímidas o incluso reacias al sexo, para que los usuarios puedan sentir que están obligando en cierto modo a los robots a tener relaciones sexuales, como el robot de TrueCompanion, Roxxxy Gold, que puede ser configurado para tal actitud.

Robots con forma de niños o niñas para ofrecer a los pedófilos representan otra de esas vertientes oscuras de los robots sexuales. El propio dueño de una compañía de niños robot, Shin Takagi, es un pedófilo confeso que afirma que jamás ha hecho daño a un menor porque usa estos muñecos robóticos.

¿Los robots sexuales pueden prevenir la violación de mujeres, o el abuso de niños o agravarán aún más el problema?

Seguro que te interesa

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.