Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
ESTO ES EL 'TYPOSQUATTING'

Google gana casi 500 millones al día a costa de las erratas que cometes

Para hacer caja en internet toda artimaña es buena. Si no, que se lo digan a todos aquellos que optan por comprar variantes de los dominios más populares de la Red con alguna errata para conseguir las visitas de todos aquellos usuarios que cometen algún error al teclear la dirección web. ¿Que en lugar de Google pusiste 'Gogle'? Habrá alguien que con eso saque tajada.

Teclado Teclado | Foto: De @ginnerobot en Flickr

J.L. Avilés | @pepelus  |  Madrid  | Actualizado el 29/03/2016 a las 13:31 horas

En alguna ocasión puede que hayas acabado en 'Twittter' en lugar de ir a Twitter porque tuviste un pequeño lapsus y tecleasete mal la URL. Cosas que ocurren. También puede ser que, por descuido, hayas clicado en un enlace que Google te servía en bandeja y hayas llegado a 'Youtobe' creyendo que ibas a YouTube. No pasa nada.

Rápidamente, te percatas de que ese no es eso lo que ibas buscando y sales de allí por el mismo sitio que llegaste. Pero, por disparatado que resulte, en ese mínimo intervalo de tiempo hay alguien que ha sacado tajada.

La cosa es que hay quien, sabiendo que de cuando en cuando metemos la pata y cometemos algún error, se hace con los dominios más populares de internet modificando ligeramente su URL. Gente que se hace con variantes de google.com como 'gooogle' o 'gogle' para que si fallas a la hora de teclear acabes en sus páginas web y ellos puedan ganar algunos dólares.

Así lo han demostrado Tyler Moore y Benjamin Edelman, investigadores de la Universidad de Harvard, en un reciente estudio sobre esta artimaña conocida como 'typosquatting'. Gracias a su análisis ha quedado patente que esta técnica es más usual de lo que podríamos pensar: han contabilizado al menos 938.000 dominios incorrectos que están relacionados con los 3.264 sitios '.com' más populares de internet.

Todos estos rincones de la Red albergan webs de parking de doninio, es decir, páginas atestadas completamente de publicidad. Sin contenido relevante alguno, aumentan de esta forma la posibilidad de que los visitantes que por error acaban aterrizando allí pinchen en un banner u otro. Por cada uno de esos clics, los que practican el 'typosquatting' obtienen algunos dólares y Google también, ya que esos anuncios son suyos (y se lleva comisión, como en todas partes).

Con estos datos sobre la mesa, los investigadores trataron de averiguar cuál era la cifra que la compañía de Mountain View podía obtener gracias a los errores que cometen los internautas al teclear. El problema es que debido al hermetismo de los gigantes tecnológicos, llegar a saber cuánto gana Google resulta sumamente complicado, por lo que los autores del estudio hicieron una estimación.

Primero hallaron el dato de que por cada búsqueda la compañía de la 'gran G' se embolsaba 3,5 céntimos de dólar (3,1 céntimos de euro), un precio que ellos consideran se puede trasladar a lo que gana la compañía por los dominios 'typosquatting' que existen. Contabilizando los 68,2 millones de visitas diarias que acumulan los 100.000 sitios más populares de internet en cuyo dominio existe una errata, los cálculos de Tyler Moore y Benjamin Edelman señalan que Google ganaría más de 497 millones de dólares (441 millones de euros) al día. Es decir, más de 181.400 millones de dólares al año (160.900 millones de euros). Una cifra nada despreciable.

Por esta razón, según cuentan estos investigadores, la compañía de Sergey Brin y Larry Page está encantada con la existencia de estas webs. La comisión que obtiene de ellas con sus anuncios es mucho más rentable que la de cualquier otro sitio donde suministren su publicidad, pues a diferencia de otro tipo de páginas donde los visitantes pueden o no clicar en los anuncios, en este caso existe una mayor probabilidad de que eso ocurra. De ahí que a la firma de Mountain View le interesen este tipo de artimañas.

Tal es la situación que incluso hay gigantes de internet que han optado por registrar ellos mismos los dominios que contienen erratas, para así evitar que quienes practican el 'typosquatting' (y de paso Google) saquen tajada de un descuido de los usuarios que quieren visitarles. Sin ir más lejos, Yahoo se hizo con el dominio Yahol.com para que, si los usuarios en lugar de teclear la “o” pulsaran la “l” por equivocación, pudieran ir a la página de la compañía sin necesidad de que nadie sacara partido a ese error de escritura.

Desde el año 2007 Benjamin Edelman se ha levantado en armas contra el 'typosquatting' por todo lo que se oculta tras esta técnica. Además, considera que Google debería impedir que este tipo de artimañanas se lleven a cabo y, sobre todo, evitar ser partícipe de las mismas para aumentar su cuenta de beneficios. Pero, ya se sabe, para hacer caja, toda triquiñuela es buena. O, al menos, eso deben pensar Google y todos aquellos que pretenden ganar algunos dólares aprovechándose de los errores ajenos. A partir de ahora, seguro que tendrás mucho más cuidado al teclear la URL del lugar que quieres visitar en 'internt' (sic) Seguro.

 

Compartir en:
  • Foto de sexinstereo

    #1 sexinstereo No he podido seguir leyendo desde "Universidad de Hardvard" porque me dol�an demasiado los ojos. Y porque, total, para leer erratas, es tonter�a.

    29/03/2016 a las 03:49
Cerrar ventana
Cerrar ventana