ES UNA PRUEBA DEL INTERÉS DE LA COMPAÑÍA POR LOS COCHES DEL FUTURO

ES UNA PRUEBA DEL INTERÉS DE LA COMPAÑÍA POR LOS COCHES DEL FUTURO

Apple ya tiene permiso para probar en las calles sus nuevos Lexus autónomos

Las autoridades de California han dado permiso a Apple para probar coches autónomos en este Estado. Esto se une a los rumores que ilustran el interés de la marca de la manzana por construir un automóvil.

Coche de Apple
Coche de Apple | Lokan Sardari en flickr cc

Sobre el programa de coches de Apple se sabe poco. Lo único claro es lo que ha presentado la propia compañía a lo largo de los últimos años: CarPlay. Pero muchos piensan que este software, que conecta el iPhone con el sistema de entretenimiento e información del vehículo, no es lo único que la marca de la manzana tiene que ofrecer en el sector de la automoción.

Así, se ha especulado con la posibilidad de que fabricara un coche eléctrico y también autónomo, las tecnologías que en estos momentos están llamadas a moldear el mundo del motor. Sin anuncios oficiales por parte de la compañía, la aprobación del permiso para probar coches autónomos en California era el único indicativo confirmado de que Apple cuece algo en este ámbito.

Finalmente el Department of Motor Vehicles ha dado permiso a la compañía para llevar a cabo pruebas con tres automóviles –Lexus del año 2015– y seis conductores. La compañía no ha hecho ningún comentario oficial al respecto, aunque sí ha dejado patente en una nota su interés por el aprendizaje automático y la automatización. En este contexto, los coches autónomos serían una rama más de su interés.

No es que este movimiento revele nada claro sobre los planes de Apple, pero indica que la empresa tiene interés en el coche autónomo como plataforma, ya sea a nivel de software, de hardware... o de ambos. Y lo cierto es que tradicionalmente el negocio de la firma de la manzana es la fabricación de hardware.

Car Play | opelblog en flickr cc

¿Qué fue de Titán?

Sin embargo, el proyecto Titán, sobre el que las habladurías bombardearon durante un tiempo, parece haberse desmoronado. Esta iniciativa cubierta de secretismo ocupaba supuestamente a unos mil empleados de Apple, incluidos exingenieros de Tesla, y habría tenido el objetivo de diseñar un coche eléctrico.

A finales de 2016 se conoció que el proyecto Titán había sufrido despidos y se habían rebajado sus expectativas, pero estas siguen sin estar claras. La aprobación del permiso en California no solo muestra el interés de Apple en los coches autónomos, sino que da pie a pensar que la tecnología que cocina la empresa está lo suficientemente madura como para probarse en público.

Con todo, California se ha convertido en el escenario donde todos hacen pruebas (bueno, en Massachusetts también hay). La rama de Google de coches autónomos, Waymo, es una de las más conocidas, pero también Tesla y Uber han sacado sus prototipos a la calle. Y no sólo las marcas tecnológicas juegan: fabricantes pesados de automoción, como General Motors, Ford, Mercedes y Volkswagen, también tienen permiso para probar sus prototipos.

A todos ellos se les suma un enjambre de startups (como ésta) ávidas por avanzar en algunos aspectos de la conducción autónoma, que también se han granjeado el derecho a probar su tecnología por méritos propios.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

 

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.