EL SECTOR DA PASOS ADELANTE, PERO CON DUDAS

EL SECTOR DA PASOS ADELANTE, PERO CON DUDAS

En busca del nuevo fenómeno móvil: coches, teles y relojes conectados

Google parece haber dado un paso de gigante con su intento de estándar para las tecnologías ponibles, pero algunos como Sony ya se han desmarcado, y otros miran de reojo a Apple. Mientras, coches y televisiones despuntan como otros frentes donde la tecnología de consumo podría acabar desembarcando.

Motorola 360
Motorola 360 | Motorola

El mundo de la tecnología, como todo lo demás, es muy de bandos. Hay Android o Apple, Pepsi o Coca-Cola, Real Madrid o Barça, PP o PSOE. Y sí, bueno, luego hay otras alternativas, pero son mucho más minoritarias y, en muchas ocasiones, al final acaban convergiendo a veces con los grandes. Les pasa a muchos fabricantes usando Android, a muchos bebedores de cerveza tomando un refresco, a gente del Getafe que acaba siendo muy del Real Madrid o a votantes de Izquierda Unida que de vez en cuando pueden votar a los socialistas. Todo depende del contexto.

Conscientes del pelotazo que supuso para el sector la universalización y evolución de la telefonía móvil, todos andan a la gresca esperando ver cuál es la próxima revolución y van tomando posiciones. Uno de los frentes es el de los coches inteligentes y ahí, adivinad, ya hay dos bloques: los que van con Apple, que ya ha enseñado la patita, y los que van con Google. De momento, casi todo son proyectos pendientes de lanzarse.

Otro frente es el de la televisión, uno de esos medios tradicionales que lejos de pasarlo mal con la revolución digital, parece haberse adaptado de miedo. Tanto es así que hay proyectos tecnológicos más que interesantes para combinar redes sociales y consumo televisivo, que los planes de negocio de Twitter pasan por el tubo catódico o que a la fiesta de Apple (con Apple TV) y Google (con Chromecast) se une ahora Kindle con su Fire TV.

Pero, amigos, la madre del cordero dicen que está en lo que llevaremos encima. El palabro es 'wereables', que vendría a traducirse como 'vestibles'. La idea de aplicar la tecnología a lo que llevamos encima, sean pulseras para hacer deporte, ropa tecnológica o cualquier elemento cotidiano convertido en inteligente. Dicen que el boom llegará en dos años, y que el protagonista puede estar en tu muñeca en forma de reloj.

El primero en atreverse a mover sus piezas fue Sony, y lo hizo hace mucho, en 2007. Entonces el producto no era lo que hoy tenemos en mente por 'smartwatch', así que aprovechando el estallido de la fiebre por los relojes inteligentes lanzaron hace unos meses su revisión del concepto. El resultado no era la bomba ya que no acababa de sustituir el uso del móvil, sino que añadía un aparato más, lo que no resulta demasiado práctico. Ahora están con el lanzamiento de un nuevo producto a la espera de subsanar algunos de sus errores.

Pero mientras un gigante como Sony se atrevía a adelantarse, una iniciativa independiente ha puesto la exclamación en el mercado: desde la plataforma de crowdfunding KickStarter emergió el Pebble, un smartwatch que ha arrasado en recaudación y venta y que ha terminado por hacer que todos los grandes de la tecnología se pongan manos a la obra.

Dicho y hecho: ya hay diseños conceptuales que enamoran a los usuarios, smartwatches para niños... y smartwatches de verdad a punto de salir a la venta.

El detonante ha sido el anuncio de Google con la creación de Android Wear, su software para dispositivos 'vestibles' que aspira a ser un estándar y dar corazón a los desarrollos de muchos fabricantes de la misma forma que Android ha hecho con los móviles.

Dicho y hecho, LG anunciaba el lanzamiento de su LG G Watch y Motorola ponía los dientes largos a más de uno con su Motorola 360

Todo parecía encaminarse, pero no. Sony anunciaba poco después que ellos no iban a usar el software de Google, que sí usan muchos de sus móviles, quién sabe si en respuesta a la posición de liderazgo que están tomando competidores como Samsung gracias al apadrinamiento del buscador. Podría decirse que Sony es el Atlético de Madrid del momento, el que se sale de la dicotomía... porque los rumores de que Apple prepara el lanzamiento de un smartwatch son continuos en los últimos meses. Quién sea el Real Madrid y quién el Barça entre Google y Apple ya es cosa tuya.

Mientras algo se concreta, Google va a la suya. Tiene en recámara el proyecto Ara, el de los móviles modulares, que podría ser otra de las revoluciones por venir. Hay, incluso, quien ve posibles extensiones de lo modular a los smartwatches

¿Qué hay de cierto en todo esto? Que las tecnológicas están en ello. En los coches, en las teles, en la ropa, en las pulseras y los relojes. El mercado smartphone ha sido muy lucrativo, pero podría haber otros mundos que explorar... y ahí quieren situarse todos en casilla de salida porque ese mapa, de momento, está en blanco.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.