PRYNT

PRYNT

Cómo convertir tu iPhone en una Polaroid para imprimir tus selfies en el momento

Con la llegada de los teléfonos inteligentes, las cámaras de fotos estándar quedaron en un segundo plano, relegadas por lo cómodo que era llevarlo todo compactado en un solo cacharro que cabe en el bolsillo. Pero ahora parece que la tendencia está cambiando.

Durante los años 70 y 80 existía una cámara de fotos que revolucionó el mercado: las Polaroid, que permitían capturar una instantánea y revelarla directamente desde la propia cámara de fotos. Tan solo había que esperar unos segundos, airear el papel fotográfico que expulsaba la cámara y, voilá, ahí tenías tu foto.

Sin embargo, la llegada de cámaras más modernas y, sobre todo, de los teléfonos móviles, dejó a las Polaroid relegadas a una posición de amantes de la fotografía y casi de coleccionistas. Hasta ahora.

No es que las Polaroid hayan resurgido de una manera espectacular, pero se están desarrollando gadgets para acoplar a los teléfonos móviles y poder revelar las fotos de la misma manera que se hacía con aquellas cámaras. Uno de estos gadgets es Prynt, creado por unos emprendedores estadounidenses y que se puede adquirir por unos 149,99€ en su página web.

El funcionamiento es tan sencillo como el de las Polaroid. Basta con acoplar el dispositivo móvil (por el momento únicamente iPhone 5 y superiores) al gadget de Prynt, sincronizarlo con la aplicación y seleccionar la fotografía o el frame del vídeo que quieras imprimir. Sencillo.

Además, en el caso de que imprimas un frame de un vídeo, cuando lo escaneas después a través de la aplicación, esa fotografía en papel que has impreso cobrará vida, reproduciéndose de nuevo el vídeo desde el que lo habías sacado. Muy chulo.

Por el momento, la única limitación de este dispositivo es el tamaño al que imprime las fotos, siendo estas únicamente de 5x7,2 centímetros. Además, reponer el papel cuesta unos 20€ por un paquete de 40 láminas.

Durante los años 70 y 80 existía una cámara de fotos que revolucionó el mercado: las Polaroid, que permitían capturar una instantánea y revelarla directamente desde la propia cámara de fotos. Tan solo había que esperar unos segundos, airear el papel fotográfico que expulsaba la cámara y, voilá, ahí tenías tu foto.

Sin embargo, la llegada de cámaras más modernas y, sobre todo, de los teléfonos móviles, dejó a las Polaroid relegadas a una posición de amantes de la fotografía y casi de coleccionistas. Hasta ahora.

No es que las Polaroid hayan resurgido de una manera espectacular, pero se están desarrollando gadgets para acoplar a los teléfonos móviles y poder revelar las fotos de la misma manera que se hacía con aquellas cámaras. Uno de estos gadgets es Prynt, creado por unos emprendedores estadounidenses y que se puede adquirir por unos 149,99€ en su página web.

El funcionamiento es tan sencillo como el de las Polaroid. Basta con acoplar el dispositivo móvil (por el momento únicamente iPhone 5 y superiores) al gadget de Prynt, sincronizarlo con la aplicación y seleccionar la fotografía o el frame del vídeo que quieras imprimir. Sencillo.

Además, en el caso de que imprimas un frame de un vídeo, cuando lo escaneas después a través de la aplicación, esa fotografía en papel que has impreso cobrará vida, reproduciéndose de nuevo el vídeo desde el que lo habías sacado. Muy chulo.

Por el momento, la única limitación de este dispositivo es el tamaño al que imprime las fotos, siendo estas únicamente de 5x7,2 centímetros. Además, reponer el papel cuesta unos 20€ por un paquete de 40 láminas.

Más noticias

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.