UN DECORADO GIGANTE PARA LAS MARCAS DE COCHES

UN DECORADO GIGANTE PARA LAS MARCAS DE COCHES

Corea del Sur construye una ciudad como campo de pruebas para coches autónomos

La decisión que han tomado en Corea del Sur para acelerar la investigación con coches autónomos es construir una mini-ciudad, un espacio de 35 hectáreas, para que los fabricantes hagan sus pruebas a placer.

Coche autónomo
Coche autónomo | Automotive Rythms en flickr cc

Uno de los impedimentos para que los coches autónomos avancen son las pruebas. En laboratorio se pueden obtener resultados fantásticos, pero se necesitan escenarios reales y no simuladores para perfeccionar la tecnología. El problema es que no es fácil obtener un permiso para sacar a la calle un prototipo de vehículo que se conduce a sí mismo con un sistema experimental.

Nada en los ingredientes de ese cóctel científico resulta tranquilizador, aunque al menos en Estados Unidos son varios los Estados que ya dejan que estos vehículos circulen por sus carreteras, aunque los organizadores de las pruebas necesitan un permiso específico.

Así, en Michigan se abrió un espacio de unas 13 hectáreas para que los fabricantes pudieran probar coches autónomos sin restricciones. De la misma forma, en Corea del Sur han seguido este ejemplo, pero más a lo grande: el país ha creado una pequeña ciudad en un espacio de 35 hectáreas con autopistas, calles como las que se pueden encontrar en cualquier urbe, carriles bus y zonas de parking.

De esta forma las compañías que quieran probar sus coches autónomos no necesitarán permiso de los gobiernos locales: en este espacio, bautizado como K-City, se podrá poner a circular cualquier vehículo. Después de todo se trata de un campo de pruebas.

Ciudad para coches autónomos en Corea del Sur | Pittou2 en flickr cc

La ciudad tendrá todos los elementos que se pueden esperar de un entorno real, al menos en cuanto a infraestructuras se refiere. Es cierto que los peatones son un factor de imprevisión clave para la adopción de los coches autónomos y eso no viene incluido, pero K-City es un paso hacia delante para perfeccionar ciertos aspectos de la tecnología.

La convivencia de los sistemas autónomos con los objetos y el entorno habitual de una ciudad se podrá mejorar en este espacio, que se abrirá en octubre de 2017. En una primera fase sólo se podrán utilizar las autopistas, pero más adelante –los responsables tienen previsto que sea a mediados de 2018– todas las áreas del espacio estarán disponibles.

Corea del Sur tiene previsto contar con coches con nivel 3 de autonomía para el año 2020. Pero el país, pese a su carácter tecnológicamente avanzado en muchos campos, ha empezado tarde en el ámbito de los coches autónomos: hasta el pasado año no emitió ningún permiso para realizar pruebas en calles públicas.

La K-City parece algo necesario para las marcas de automoción de Corea del Sur. Sobre todo teniendo en cuenta el carácter internacional de fabricantes tan importantes como Hyundai o Kia.

Más noticias

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.