FILTRACIÓN

FILTRACIÓN

Desastre HomePod: así se ha fraguado la mayor filtración de Apple en la historia reciente

Las últimas semanas, las previas a las del lanzamiento del nuevo iPhone en septiembre, han sido las de una cantidad desmesurada de filtraciones sobre este. Y no porque ningún empleado de Apple o de Foxconn se hayan ido de la lengua: la culpa la tiene el firmware del HomePod, liberado indirectamente por la propia Apple.

iPhone 8
iPhone 8 | Agencias

Gracias a la liberación del firmware del HomePod que ha liberado de forma accidental Apple hemos descubierto varias informaciones que en teoría no deberíamos saber aún de forma oficial. Por ejemplo, que el próximo iPhone tendrá una pantalla que ocupará casi todo el frontal, salvo un reborde superior, tal y como se rumoreaba.

También se confirma otra que ese iPhone no tendrá botón Home, y por lo tanto, tampoco Touch ID, pasando el botón a ser virtual. A cambio sí tendrá FaceID, un sistema de reconocimiento facial con sensores infrarrojos para poder 'ver' incluso a oscuras.

Se sabe además que la pantalla tendrá un tamaño de 5,15 pulgadas, con una resolución de 2436 x 1125 píxeles y unas cámaras que podrán grabar vídeo 4K a 60 fps -sí, ambas, tanto la cámara trasera como la frontal-. Además, tendrán un modo 'inteligente' que ajustará los parámetros en base a la escena que detecte.

Todo esto ha sido desvelado por un software liberado por Apple, al menos a medias, ya que aunque los enlaces no estaban publicados sí estaban disponibles para cualquiera que fuese probando a cambiar URLs hasta dar con la buena (y la nomenclatura de Apple no daba pie a las sorpresas).

Una vez dentro, por muy ocultas que estuviesen, las referencias seguían estando localizables. Y así es como entre muchos desarrolladores que han ido destripando el código fuente han logrado hallar todas estas referencias.

Esto es especialmente grave si tenemos en cuenta que no había una necesidad real de publicar este firmware, ya que el HomePod no estará a la venta hasta final de año. Perfectamente podía haberse quedado dentro de los ordenadores de Apple y no haberlo subido a los servidores de la web hasta que al menos el nuevo iPhone hubiese sido presentado. El resultado ya la conocemos:

En 2010 pudimos conocer de forma prematura al iPhone 4 gracias a que un empleado de Apple se dejó una unidad de pruebas en un bar y ésta acabó en manos de un redactor de Gizmodo, que se encargó de mostrarlo al mundo. En 2017, el error viene nuevamente de Apple, que “solo” pecó de asumir que nadie sería tan retorcido como para hallar el archivo que nadie debía hallar. No fue así.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.