EL AUTOMÓVIL QUE QUIERE REVOLUCIONAR LA INDUSTRIA

EL AUTOMÓVIL QUE QUIERE REVOLUCIONAR LA INDUSTRIA

Mitad coche, mitad ordenador: así es la filosofía de Tesla

Tesla no es una compañía ni de coches, ni una compañía tecnológica: es una mezcla de las dos cosas.

Tesla
Tesla | Tesla

Nuestros coches cada día están más tecnologizados. Y es lógico ya que, en esencia, se trata de tecnología pura y dura. Tecnología a la que hace tiempo que nos acostumbramos, y quizá no sea la más innovadora del mundo, pero tecnología al fin y a cabo.

Si no tenemos (tanta) consciencia de que nuestros automóviles son básicamente tecnología es porque, con el paso del tiempo, han ido mucho más allá, dando un valor mucho más importante al diseño exterior, la carrocería o incluso el propio marketing y experiencia de uso. Sin embargo, la cosa va evolucionando a pasos agigantados.

Y es que, a día de hoy, cada vez son más los usuarios que siguen fijándose en el diseño de un coche pero que también le piden que vaya un paso más allá en su estructura tecnológica, no limitándose a las funcionalidades básicas.

No es casualidad, de hecho, que los nuevos automóviles cuenten con asistentes de voz muy avanzados, conexión a aplicaciones como Spotify o incluso su propia red Wifi. Porque si no podemos usar el móvil mientras conducimos, queremos que nuestro coche pase a ser la mezcla perfecta entre el móvil y el ordenador.

Tesla, “un gran ordenador sobre ruedas”

Y en estas circunstancias ha aparecido Tesla. ¿Qué podemos decir de la compañía de Elon Musk? ¿Se trata de una empresa de tecnología, o de automóviles? Por primera vez está tan claro. Y es que Tesla ha conseguido convertirse en la primera compañía del mundo en establecer una mezcla adecuada entre ambos sectores.

Ya lo decía Musk en la presentación del Tesla Model S: “Hemos hecho un gran ordenador sobre ruedas”. Y esa es la esencia: que estés conduciendo un coche con el diseño que esperabas, pero cuyo componente tecnológico sea tan potente como los desarrollos con los que ya contamos en los teléfonos móviles.

Esto puede comprobarse fácilmente con su nuevo modelo, el Tesla Model 3, ya en las calles: y es que el componente tecnológico del nuevo automóvil de Tesla no acaba en su venta. “Será como actualizar tu móvil”, decía Musk, y tenía razón: el Tesla Model 3 recibirá actualizaciones automáticas de software a medida que pase el tiempo, con lo que irá mejorando sus prestaciones sin necesidad de que el usuario haga nada. Exactamente igual que si estuvieras actualizando el sistema operativo de tu smartphone.

De hecho, en su última actualización, Tesla introdujo mejoras en componentes como el cambio automático de carril o las alertas de posibles colisiones, con lo que el conductor en cuestión ve mejorado el rendimiento de su vehículo sin necesidad de acudir al taller.

Aprendizaje autónomo

Pero no acaba ahí la cosa, ni mucho menos. Además, el sistema operativo de Tesla va aprendiendo solo con el paso de los kilómetros. Y no solo aprende de tu forma de conducir o tus hábitos más comunes, sino también de las rutinas de otros. Y es que, a medida que el Tesla Model 3 se cruce con otros coches inteligentes, irá registrando sus movimientos y pautas, de modo que procesará esos procedimientos, los registrará e irá adecuando su propia conducción a la experiencia que vaya adquiriendo.

No es poca cosa: con este avance, Tesla se mete de lleno en la inteligencia artificial y el aprendizaje autónomo. Así pues, tu coche irá procesando datos sobre la marcha, aprendiendo de ellos e introduciéndolos en su algoritmo para futuras conducciones.

La estrategia está clara: aún estamos lejos de poder tener coches absolutamente autónomos, pero Tesla está tomando la delantera. Cuando los vehículos autónomos sean una realidad, quizá la compañía de Elon Musk vaya varios pasos por delante, aunque algunos les critiquen.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.