DOS DISPOSITIVOS, UNO PARA TV Y OTRO PARA MÚSICA

DOS DISPOSITIVOS, UNO PARA TV Y OTRO PARA MÚSICA

El nuevo Chromecast de Google sirve para escuchar Spotify en tu vieja minicadena

La segunda versión del dispositivo de streaming de Google, en realidad, son dos dispositivos, uno para la televisión… y otro para tu minicadena.

Nuevos Chromecast, uno para TV y otro para audio
Nuevos Chromecast, uno para TV y otro para audio | Google

Google ha lanzado al mercado su nuevo Chromecast. Bueno, en realidad, sus Chromecast. Porque ahora no hay uno, sino dos.

El primero es una revisión de su producto, es decir, un dispositivo para emitir imágenes en streaming a la televisión -desde Atresmedia Player, Netflix, Wuaki...-, o bien para compartir directamente vídeos de YouTube o el contenido del navegador Chrome. Todo ello desde un dispositivo Android o iOS. Vamos, lo que hacía hasta ahora, pero mejorado.

El segundo es la novedad: eso mismo, pero para audio y con conexión a través de jack de 3,5 (vamos, el de los auriculares de toda la vida), para que lo conectes a cualquier altavoz o minicadena con canal auxiliar (casi cualquiera). Ahora podrás escuchar tu música de Spotify, Deezer y otros servicios online en tu minicadena de siempre.

En ambos dispositivos la conexión se hace con wifi, no con bluetooth. Eso permite dos cosas. La primera, que sea 'multifunción', es decir, que mandas algo a reproducir y puedes usar otra aplicación a la vez sin que se interrumpa la transmisión. Y la segunda, que eso incluya también para la versión de audio el hecho de que si te llaman por teléfono mientras la usas no se corte la música (ni suene tu llamada por los altavoces)

Vayamos por partes

Chromecast para vídeo

El nuevo Chromecast es nuevo por dentro y por fuera. Lo primero que salta a la vista es que abandona la forma de lápiz USB para el puerto HDMI que tenía. Los responsables en España han explicado en un encuentro con los medios que entendieron que era más práctico, porque habían detectado quejas de usuarios por la dificultad de acceso que suponía (imagina en una televisión pegada a la pared con los puertos orientados hacia atrás).

Externamente no es el único cambio: abandonan el negro como única posibilidad para incluir el color limón (un amarillo verdoso) y el coral (un blanco roto). Ahora todo eso adquiere una forma circular sólo rota por el cable integrado para el puerto HDMI que incluye un imán para que la sujeción a la televisión no sea el cable que cuelga, sino el propio imán.

Internamente hay una mejora significativa: la velocidad y calidad de la conexión wifi, que le permite hacer streaming en HD hasta 1080, algo a lo que ayuda, según sus creadores, la nueva forma circular del dispositivo, cuya antena tiene una recepción más potente.

Lo que no ha mejorado es el software interno porque no lo han considerado necesario: todas las carencias las identificaban con la conectividad y la estética. Y para demostrarlo, introducen nuevos títulos de videojuegos con los que experimentar. No es que se juegue en la tele, sino que se juega en el móvil, aprovechando sus sensores -como acelerómetros y giroscopios, por ejemplo- y se envían en tiempo real a la pantalla del ordenador.

Resulta interesante que, por ejemplo, uno de los servicios que puedas usar sean las presentaciones de Google, así que podría ser una buena arma para hacer 'keynotes'... siempre que los ordenadores tengan toma HDMI, claro.

Chromecast para audio

Hace unos años te rascaste el bolsillo y compraste una impresionante minicadena. Escuchabas la radio, ponías tus CDs, le metías tu pincho USB para reproducir tus mp3 y -si eres un clásico- escuchabas tus cassettes o vinilos -si eres un superclásico-. Todo ello, con el encanto de lo físico, y con unos altavoces espectaculares.

Pero resulta que el mundo ha cambiado bastante y ahora la música no se escucha tanto en CDs, ni en cassettes o vinilos. Apenas descargamos mp3s, ni siquiera escuchamos la radio a través de las ondas de siempre porque ahora lo hacemos con apps u online. Tu música ahora está en iTunes, Spotify, Deezer o tantos otros servicios online.

Con su nuevo dispositivo Google, una de las empresas que más ha hecho por cambiar la forma en que consumimos contenidos, ha decidido paradójicamente tender un puente hacia el pasado. La Chromecast para audio llega un interesante desdoblamiento que le separa de la televisión pensando, además, en la música.

De hecho, tiene un claro toque 'social'. En la versión para Android (en la de iOS no está del todo desarrollado) hay un modo 'invitado' que permite acceder al dispositivo para poner música sin tener que dar la clave de tu wifi a nadie. Vamos, que están pensando en ahorrarte el papel de DJ en tu próxima fiesta.

Lo demás

Junto a los dispositivos llega una versión renovada de la app de Chromecast, que incluye tres pestañas: sugerencias de apps que tengas instaladas en tu móvil o tablet y que se puedan usar con el Chromecast, un listado de los dispositivos que tienes a tu alcance (que lo marca tu wifi), y un listado de apps recomendadas.

Por lo demás, ambos dispositivos son prácticamente iguales: el de vídeo lleva colgando el cable HDMI (y su imán), mientras que el de audio incluye un cable con dos salidas macho que sí se puede quitar. Incluso el precio es igual: 39 euros vale cada uno de ellos, lo cual hace que sigan siendo mucho más baratos que los Apple TV -aunque el concepto en estas segundas versiones ya es muy distinto-. Ahora sólo falta ver quién gana en este segundo round.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.