ADIÓS, TARJETEROS

ADIÓS, TARJETEROS

El nuevo DNI viene con NFC: muchas utilidades (y muchos riesgos)

Casi diez años después de que el Estado se gastara una millonada en DNIs electrónicos que casi nadie ha utilizado, impulsan otro avance tecnológico para poner las cosas más fáciles

Usos del DNI 3.0
Usos del DNI 3.0 | Ministerio del Interior

A veces hay que dar dos pasos para lograr avanzar uno. Algo así han debido pensar en el Ministerio del Interior a la hora de poner en marcha lo que se ha llamado 'DNI 3.0' (hay que ver, apenas sabemos lo que es el 2.0 y ya vamos por nuevas versiones)

En realidad el grandilocuente nombre se refiere a la evolución del llamado DNI electrónico, que el Estado puso en marcha hace casi una década y que casi nadie ha utilizado a pesar de sus muchas posibilidades. La novedad entonces era el chip, que digitalizaba los datos contenidos en el carnet (huella dactilar incluida) y abría las puertas a un montón de cosas que supuestamente podríamos hacer desde nuestro ordenador

La teoría no era mala: la Casa de Moneda y Timbre certificaba la seguridad de todo, y se suponía que con un lector de tarjeta el artilugio nos permitiría acceder a un montón de servicios sin necesidad de los engorrosos certificados de la Administración. La realidad: apenas un puñado de ciudadanos han sacado algo de jugo a la innovación tecnológica.

Consumado el fracaso del proyecto, llega el momento de darle una vuelta, y la principal novedad es una tecnología que lleva años dando vueltas por el mercado y que, de hecho, estaba a punto de desaparecer cuando al fin Apple decidió hacerle caso después de que Google llevara años batallando en solitario. Se trata del NFC, en inglés 'near field communications'. No es más que la capacidad del chip del DNI de emitir una señal de radio de corto alcance que permite interactuar con otros dispositivos

En realidad el 'boom' (así, entre comillas) del NFC ha llegado en el último año: tarjetas de crédito que pagan sólo rozando el datáfono, tarjetas de transporte público que se leen sin sacarlas del bolso y demás. Es una gozada por lo cómodo que es, pero también un riesgo: toda señal de radio es 'hackeable' fácilmente aunque requiere, eso sí, que el 'ladrón' esté a muy poca distancia del emisor y el receptor.

¿Qué sentido tiene que los nuevos DNI tengan una tecnología que no es nueva? Precisamente conseguir subsanar su principal error: la tecnología NFC es compatible con muchos terminales móviles y tablets, haciendo que se pueda usar la parte electrónica del DNI sin necesidad de un lector de tarjetas. Y eso es lo que pone fáciles las cosas: si no necesitas comprar nada más es más probable que muchos ciudadanos empiecen a usar el DNI electrónico

¿Y para qué sirve? Pues como todo buen documento oficial y encriptado, para sacar documentación pública (como vidas laborales) o identificarse en organismos públicos (desde colegios hasta Correos, por citar algunos). Aquí un vídeo con algunas ideas más

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.