CUANDO SE JUGABA FUERA DE CASA

CUANDO SE JUGABA FUERA DE CASA

Trece máquinas recreativas para darte cuenta de lo viejo que te has hecho

Títulos míticos de la era de los juegos pueblan la infancia y adolescencia de muchos. Vale que había futbolines y demás, pero nada como algunas de estas máquinas a las que seguro que has jugado.

Captura del juego WindJammers
Captura del juego WindJammers | TecnoXplora

Dicen que una buena forma de dejar de fumar es pensar cuánto dinero ahorrarías. Ahora bien, ¿te has planteado cuántas monedas de cinco duros te dejaste jugando en los recreativos? Eran otros tiempos en los que las consolas y los juegos de ordenador no habían vivido su boom, y todavía se jugaba de forma social en salas habilitadas para ello. Una reliquia tecnológica.

Aquí hay varias formas de medir lo viejo que eres. Si nunca has estado en unos recreativos, eres un chaval. Si los recreativos te pillaron ya muy mayor, eres un viejo. Si jugabas a estas máquinas con monedas de las de cinco duros plateadas afrontas la madurez. Si jugabas a estas máquinas con monedas de cinco duros de las del agujero en medio apura tus últimos años de 'juventud'.

Y luego podemos medir lo viciado que estabas: del uno al diez, ¿en cuántas has jugado? Sí, hay trece. Pero si has jugado a las trece el que debería estar escribiendo este artículo eres tú, no yo

Street Fighter

El juego de lucha por antonomasia, en unas limitadísimas dos dimensiones (luego evolucionaron a tres). Vale que había un rival, el Mortal Kombat, que era otro rollo. Pero esto era lo bueno. Al menos, claro, hasta que llegaron las fatídiscas películas. Salvo ese pequeño detalle, la saga envejeció bien, añadiendo nuevos rivales y viviendo una segunda vida en consolas de Nintendo.

Tetris

Quizá no fuera el chico más guapo de los recreativos, porque era el juego que regalaban con la Game Boy y muchos lo tenían en casa, pero el Tetris era sin duda una apuesta segura. Esa musiquita...

Super Off-Road

Un circuito, cuatro coches, un volante y un pedal. Manchas de aceite, nitros y muchas, muchas horas de juego. Si no has jugado a esto no sé qué demonios haces leyendo

Pang

Este triunfó tanto que tuvo mil versiones y muchas vidas en la consola. Consistía en ir partiendo en dos burbujas de rebote infinito lanzando una cuerda -o cadena, o lo que fuera-. Era tan bueno que jugaban hasta las chicas, mucho menos viciadas a estas cosas que nosotros

WindJammers

Una especie de partido de tenis, solo que con un disco de playa y algo más de violencia. Eran partidos en los que había que marcar 'goles' con un frisbie, con poderes especiales y diferentes puntos en función de por dónde se metiera el gol. Y, claro, diferentes canchas y tipos de rebote. Un juegazo, se mire por donde se mire. "Giro vortice!"

Super Bubble Bobble

Dos dragoncitos escupiendo burbujas para atrapar a sus enemigos y convertirlos en comida. Un juego tan surrealista que si te caías aparecías por arriba, una especie de bucle infinito fantástico. Muy del gusto de las chicas, también

Tuvo una evolución si cabe más exitosa en la que había que hacer puzzles

Super Sidekicks

En España PCFútbol fue el rey en cuanto llegó a los ordenadores, y luego en las consolas el Fifa y el Pro Evolution Soccer siguen a la gresca desde hace años. Pero en los vetustos salones recreativos, nada como este juego. Oye, y qué buena era la selección de Taipei en algunos juegos, ¿eh? ¿Tú también apretabas mucho el botón tras una falta para que sacaran tarjeta a tu oponente?

Pac-Man

Un mítico al nivel del Tetris o de Super Mario: un comecocos que huye de los fantasmas hasta que se come una pastilla y entonces va a por ellos. Muy de la época de la ruta del bacalao

Strikers 1945

En dos dimensiones y sencillísimo, aunque casi imposible de superar: un avión y miles de enemigos disparando por todos lados. Otro clasicazo

Out Run

Tú, un descapotable, una rubia a la derecha y una carrera atravesando EEUU donde puedes elegir caminos en cruces diversos ¿Fuiste capaz de terminar alguna vez el recorrido?

Snowbros

Dos muñecos de nieve haciendo bolas de nieve con sus enemigos, que si la lanzas contra el resto en cadena te dan comida. Vale, el argumento no era lo más, pero ojo al enganche

Metal Slug

Este era más de chicos, violentos como somos. Un soldado repartiendo tiros a diestro y siniestro, liberando prisioneros y todo ello con un look muy Vietnam, aunque las banderolas enemigas recordaran a los nazis. En 2D, más sencillo imposible

Point Blank

Esta ya pertenece a otros tiempos, cuando no se jugaba sólo con joystick y botones, sino también con elementos que aportaban más realismo. A veces era un coche, con su volante y sus pedales, al que te subías, o a veces una moto sobre la que te sentabas (mira que eran difíciles estos). Aquí había dos pistolas, una azul y una rosa -no siempre bien alineadas- y la de horas de vicio, madre mía.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.