AÚN LEJOS DE SUS PREVISIONES

AÚN LEJOS DE SUS PREVISIONES

Van 25.000 coches en tres meses: así funciona la máquina de crear vehículos de Tesla

Elon Musk quiere revolucionar la industria automovilística, y el primer paso para conseguirlo está en esta fábrica de coches.

Producción de coches de Tesla
Producción de coches de Tesla | Agencias

Desde que a Elon Musk le dio por sacar coches al mercado, medio mundo anda loco: la industria le tiene miedo, los usuarios quieren probarlos y los posibles inversores se vienen arriba cuando imaginan los beneficios que podría llegar a tener la empresa en caso de que sus próximos planes salgan adelante.

Está claro que el CEO de Tesla ha pisado el acelerador: con todo el 'hype' que están generando sus vehículos, especialmente el Tesla Model 3, el emprendedor de Silicon Valley ha puesto en funcionamiento su propia industria y quiere fabricar coches a un ritmo frenético para que, con suerte, cada vez sean más los ciudadanos que decidan comprarse un Tesla.

Para ello, Musk cuenta con su mejor herramienta: la Fábrica Tesla. Se trata de un espacio de nada menos que 510.967 metros cuadrados en el que trabajan cerca de 12.000 personas y en el que la compañía ensambla todos sus vehículos.

Y por ahora la cosa va dando resultados. Según aseguran en la propia compañía, la Fábrica Tesla, situada en California, llegó a crear nada menos que 25.418 coches en los tres primeros meses de 2017. De ellos, 13.450 unidades corresponden al Tesla Model S, mientras que cerca de 11.550 unidades pertenecen al Tesla Model X. Se espera que más pronto que tarde la compañía empiece a fabricar los Tesla Model 3.

El problema: más demanda que oferta

Las cifras son asombrosas, ¿verdad? Bueno, pues parece que no tanto. Y es que, en realidad, las aspiraciones de Elon Musk eran mucho más elevadas que las cifras reales. De hecho, el CEO de Tesla pretendía llegar a fabricar 125.000 vehículos cada tres meses, unos números cinco veces por encima de los actuales.

Desde la compañía ya han asegurado que están trabajando en nuevos modelos de producción para aumentar la velocidad de fabricación, pero aún habrá que esperar. Por lo pronto, los planes de Tesla de fabricar cerca de 500.000 vehículos en todo 2018 parecen estar bastante lejos de lo que realmente podrán ofrecer.

Lo cierto es que, en este sentido, Tesla tiene un grave problema: sus automóviles tienen más demanda que oferta. Y este factor, que debería ser celebrado por casi cualquier fabricante de coches en el mundo, no es motivo de alegría en la casa de Elon Musk. ¿Por qué? Porque una sustanciosa parte de los coches que aún están por fabricar... ya han sido reservados por sus futuros compradores, que ahora esperan de brazos cruzados. Y un cliente insatisfecho puede cansarse.

Especialmente llamativo es el caso del Tesla Model 3: aunque el vehículo tiene a 400.000 compradores esperando, su producción aún no ha echado a andar definitivamente. Además, el coche será presentado oficialmente en julio de 2017, con lo que cabe prever que la demanda aumente aún más. Lo que no sabemos es cómo podrá Tesla afrontar dicha fabricación en unos plazos medianamente razonables.

Y es que, a día de hoy, Tesla se enfrenta a un posible riesgo: morir de éxito. No cabe esperar que sus clientes se harten, ya que confían en la compañía y tienen una vinculación fan más que evidente, pero conviene no enfadarlos mucho. Es aquí donde Elon Musk y su compañía se juegan el futuro de su propia imagen.

Más noticias

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.