UN PASEO POR LAS TECNOLOGÍAS QUE HAN MARCADO NUESTRA VIDA

UN PASEO POR LAS TECNOLOGÍAS QUE HAN MARCADO NUESTRA VIDA

¿Te acuerdas de...? Audiogalaxy

Tras la caída de Napster llegó Audiogalaxy, que mejoró muchos aspectos de su antecesor... pero acabó sucumbiendo a los mismos problemas legales. Hoy sobrevive sin apenas relevancia dentro de Dropbox.

Audiogalaxy
Audiogalaxy | Audiogalaxy

Ninguno podríamos entender el internet de hoy en día sin la posibilidad de acceder a un catálogo casi infinito de música y contenido audiovisual, pero los que llevan más de 15 años navegando saben que no siempre fue así. Hubo un momento en el que el acceso a descargas de música era un inmenso océano, y fueron algunos los barcos que decidieron empezar a surcarlo.

Napster fue el primer programa que permitía el intercambio de archivos entre personas, y Audiogalaxy fue su primer y (quizá) mejor sucesor.

La primera alternativa

Audiogalaxy nació en la misma época que Napster, pero fueron los problemas judiciales del segundo los que hicieron más popular al primero. En sus inicios, Audiogalaxy nació como una web cuyos usuarios podían descargar música mediante FTP. Sin embargo, con el tiempo -y quizá para evitar problemas legales- mutó a un sistema P2P en el que la música no se conseguía mediante descargas como tal, sino que eran los propios usuarios los que compartían entre sí las canciones.

El programa presentaba numerosas ventajas frente a Napster: en primer lugar, disponía de una interfaz sencilla y tremendamente útil. En segundo, su sistema de codificación hacía que, si te disponías a bajarte una canción que tenían 100 personas pero el sistema detectaba ese mismo archivo con el nombre ligeramente cambiado, accedías a las fuentes de todas las personas que tenían esa canción. Eso hizo que las descargas a través de Audiogalaxy fuesen visiblemente más rápidas, lo que popularizo aún más su uso.

Además, Audiogalaxy permitía crear grupos en los que distintos usuarios podían juntar sus gustos musicales y hacer recomendaciones. De este modo, Audiogalaxy no solo era un programa que permitía descargar música, sino que incluía un componente social que fue clave en su despegue.

Las batallas legales acabaron con él

Sin embargo, la exitosa historia de Audiogalaxy tenía las patas bastante cortas, y la batalla legal entre Napster y la RIAA supuso también el principio del fin de Audiogalaxy tal y como se conocía por aquel entonces.

Tras la demanda a Napster, la RIAA y Audiogalaxy comenzaron a negociar. Audiogalaxy se comprometió a eliminar los archivos gestionados por la RIAA, lo que provocó que muchos usuarios, tirando de picaresca, diesen nombres ficticios a archivos que, evidentemente, tambien estaban protegidos por copyright. Tras las quejas de la RIAA, Audiogalaxy desarrolló un sistema que analizaba el primer megabyte de cada MP3 para cotejarlo con las canciones demandadas por la RIAA.

En cualquier caso, fue una batalla legal que, poco a poco, fue acabando con la popularidad de esta red P2P. Uno de sus primeros programadores, Kennon Ballou, cuenta aquí cómo se fraguó el final.

Actualmente Audiogalaxy pertenece a Dropbox, que compró la compañía a finales de 2012, y sigue ofreciendo sus servicios, pero con una política de descargas muy limitada que ha reducido visiblemente su popularidad.

 

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.