QUEJAS, RUEGOS Y PREGUNTAS

QUEJAS, RUEGOS Y PREGUNTAS

El bot que convierte tus quejas en faxes para que llegues a políticos del pleistoceno

Resistbot nace al amparo de la victoria de Trump, para canalizar los mensajes de texto de protesta por sus políticas en un soporte más amigable para los congresistas que no manejan ni el email.

Donald Trump en un acto electoral
Donald Trump en un acto electoral | Reuters

En tiempos convulsos los ciberactivistas se organizan para hacer campañas de protesta, por redes sociales o utilizando los canales oficiales. Aunque se pueden canalizar recogiendo firmas en plataformas online, también suelen circular prototipos de cartas y listas de correos oficiales de diputados o senadores para escribirles individualmente.

Para una queja puntual se podría usar Twitter, pero un email parece lo más formal y correcto en estos tiempos que corren. Otra cosa es que sus señorías, algunos todavía anclados en la carta oficial con membrete, hagan caso a todas y cada una de las misivas electrónicas que les llegan.

En Estados Unidos han pensado que ante la involución que puede suponer la administración Trump, lo mejor es quejarse a través de un invento del siglo pasado: el fax. Aunque como muchos no tendrán uno a mano y otros tantos no sabrán ni lo que es, han barnizado la propuesta con un componente tecnológico muy de moda: los bots.

Así Resistbot está llamado a ser la nueva 'mosca cojonera' para las posibles políticas retrógadas. Sólo se tiene que escribir la palabra “resistir”, dar a “enviar” a un número de teléfono (50409) y el bot automatizado preguntara por el nombre y código postal para determinar a qué funcionario se puede quejar el ciudadano. A continuación, se puede explayar uno con su queja (el ciudadano estadounidense, obviamente, no intentéis esto desde Fuenlabrada o Vilanova i la Geltrú).

El primer mensaje que se envía llega, por defecto, a los senadores de referencia. Los autores de la web afirman en 'Recode' que los mensajes son recibidos por el personal del Congreso, algo que puede ser mejor que una queja formal por un canal oficial o una llamada telefónica.

Los desarrolladores del 'bot-fax' son contrarios al nuevo presidente (sorpresa), pero afirman que la herramienta está pensada para que cualquiera pueda expresar sus preocupaciones a sus representantes políticos, sin importar el partido con el que se sientan identificados.

Más noticias

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.