NO TODOS LOS AVANCES SON REVOLUCIONARIOS

NO TODOS LOS AVANCES SON REVOLUCIONARIOS

Facebook, YouTube, Google Maps, Chromium y mSpy trabajan en cinco novedades que no son para tanto

Chromium, YouTube, Google Maps, Facebook y mSpy trabajan en implementaciones que… en fin, ya son algo viejunas. Vaya, que no han inventado nada. Sin embargo, sus fans encantados.

Captura del Google Maps
Captura del Google Maps | Google

A veces las compañías tecnológicas más punteras sorprenden a propios y extraños con grandes innovaciones que no son para tanto. Recordarás, por ejemplo, cómo hace algunos años no se podía copiar y pegar texto en el iPhone, y que cuando lo solventaron fue como una revolución. La competencia lo hacía desde el principio, pero eso no impidió que el iPhone se colocara en la cumbre de las ventas, edición tras edición.

En estos últimos días ha pasado algo así, pero repetido por empresas diversas. Aplicaciones, servicios y programas de pronto han lanzado -o se han filtrado- utilidades que hasta ahora no tenían pero que, al contrario de lo que cabría esperar en un sector tan pegado a la modernidad como este, no son, ni mucho menos, revolucionarios.

Primer ejemplo: Google Maps. Desde hace un par de meses ha ido introduciendo paulatinamente su nueva versión, con mapas personalizados, un visor de navegador mucho mayor, un rediseño muy Google de los cuadros de búsqueda… Pero ¿cómo narices se podía embeber un mapa en el nuevo diseño?

Efectivamente, no se podía. Pequeño detalle que para bloggers y periodistas es un buen problema. Ahora, tras muchas semanas, al fin alguien en la compañía ha echado de menos la funcionalidad y ha decidido implementarla. No parece muy lógico introducir una nueva versión de un producto que haga que éste sea menos desarrollado del anterior, ¿no?

Segundo ‘descubrimiento’ de la semana: al parecer Facebook está trabajando en una utilidad que permitiría a los usuarios añadir contenido un buzón virtual para poder leerlo después. Uau. La idea es hacer lo que Pocket o Instapaper hacían hace tiempo… o lo que hacen Feedly, Twitter con los favoritos y casi cualquier lector de RSS… hasta Safari, el navegador de Apple. Vale, que esa no era la liga de Facebook y puede suponer un cambio en el producto, pero muy nuevo el tema no es.

Tercera revolución de la semana: una app llamada mSpy que si la instalas en un teléfono, éste empieza a enviar datos detallados de su actividad: aplicaciones, lugares donde está y demás. Esto no ha gustado demasiado, porque supone una clara injerencia en la privacidad del usuario… pero, mediante un permiso, es algo que ya hace por ejemplo Latitude, que lleva años trackeando nuestra actividad y enviando esos datos a un mapa que nosotros mismos podemos consultar. Y, aún atrás en el tiempo, un líder balcánico fue asesinado hace más de una década con un misil dirigido a su señal de móvil… muy adelantados no van estos de mSpy, no.

Además de esto, resulta que YouTube se prepara para lanzar un sistema de streaming musical de pago, según cierto código que se ha podido cazar en su última versión. Revolucionario: streaming musical de pago. Llega un poco tarde, visto lo que Grooveshark o Spotify -por citar sólo a dos- llevan años haciendo ¿no?

Para cerrar, otra revolución: resulta que Chromium, la versión en código abierto de Chrome, con quien comparte gran cantidad de código, integrará las carpetas de tus marcadores en los resultados de búsqueda interna. ¿Y? Pues eso, que no parece muy revolucionario. Sin embargo, en cierto modo lo es: eso aún no lo tiene Chrome y, aunque nos parezca de lo más normal del mundo, era algo que los usuarios de Google llevaban la friolera de cuatro años pidiendo. Eso sí que es estar a a última.

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.