UNA RED NEURAL

UNA RED NEURAL

Deep Dream, el experimento más flipante y terrorífico de Google

¿Qué me dirías si te dijera que puedes ver lo que ve una red neural cuando le pones delante una imagen normal y corriente? Google lo ha conseguido.

Google
Google | Google

Google es una compañía muy dada a hacer experimentos que no van a ninguna parte. Sus empleados tienen siempre tiempo libre asignado por la empresa para hacer lo que les apetezca y experimentar por su cuenta, incluso si luego eso no les lleva a nada. Sin embargo, como son gente muy lista y currante, ese tiempo para ellos suele acabar en tiempo que repercute en la empresa en modo de alguna nueva característica. Así nacieron muchos servicios que ahora son fundamentales para Google, vaya.

Uno de los experimentos más recientes gestados en la empresa del buscador (que ya es de todo menos eso, por cierto) se llama Deep Dream, un algoritmo que nos muestra representaciones en imágenes de los análisis que hacen las redes neurales de Google del contenido de internet. Es decir, nos enseña lo que ven esas redes donde nosotros vemos un paisaje, un bebé o un perro a partir de los datos que asocia a cada parte de esa imagen.

El resultado, lejos de ser unos y ceros o código de Mátrix, es algo sorpendente. Un ejemplo:

Básicamente, lo que estas redes neurales consiguen es asociar otras imágenes que ‘conocen’ e introducirlas dentro de otra imagen a partir de los fragmentos y patrones que ‘entienden’ en ella y que creen que están ahí aunque no estén. Por eso el resultado es tan alucinógeno.

Pero claro, ¿qué hay mejor que una imagen estática alucinógena? Pues un vídeo, como este de la ya de por sí alucinógena película 'Miedo y asco en Las Vegas basada' en el libro homónimo del eterno Hunter S. Thompson.

Siento daros terrores nocturnos, pero es que realmente salen cosas curiosísimas de las ‘mentes’ de estas redes neurales. Tanto es así que Google ha liberado el código para uso y disfrute de todo internet y ya hay cientos de montajes de personas que han usado Deep Dream para crear sus propias pesadillas. Si echáis un ojo al hashtag #deepdream en Twitter, Facebook o Vine, por citar tres redes sociales, encontraréis de todo.

Si os apetece probarlo vosotros mismos, el proceso es bastante sencillo porque muchos programadores nos han ahorrado todo el código y la programación sobre Python y Caffe lanzando páginas webs como Deep Dream web interface. Simplemente, arrastra un archivo JPG a la web, espera a que ésta lo pase por el algoritmo de Deep Dream (puede tardar bastante tiempo) y luego disfruta de los resultados, que lo mismo te traumatizan o te hacen gracia. No hay término medio de momento.

La utilidad de esta herramienta, al margen de los curiosos resultados de mezcla de imágenes que hacen las perversas ‘mentes’ de las redes neurales son fundamentales para mejorar todavía más el reconocimiento facial y los software similares de las grandes empresas dedicadas a esto, así que lo mismo no os hace tanta gracia que las redes neurales sean cada día más listas -y en parte gracias a que tú subiste una foto para hacer el chorra con los amigos-. En cualquier caso, el levantamiento de Skynet aún queda muy lejos.

Mientras tanto, sigamos disfrutando con la buena cantidad de fotos chorra que hay por internet, que no todo son gatitos monos. Esto, por ejemplo, es un donut a medio comer. ¿Os he fastidiado vuestro postre favorito ya?

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.