¿SIVE DE ALGO PONERTE EL ICONO DE TWITTER?

¿SIVE DE ALGO PONERTE EL ICONO DE TWITTER?

El postureo tecnológico de pasear los logos de las empresas

Muchos usuarios hacen publicidad gratuita a marcas como Apple luciendo sus pegatinas, o a las redes sociales paseando sus iconos ¿Cosa de fanboys o estrategia comercial en algún caso?

Parte trasera de un MacBook tuneado para tapar el logo de la manzana
Parte trasera de un MacBook tuneado para tapar el logo de la manzanaParte trasera de un MacBook tuneado para tapar el logo de la manzana | TecnoXplora

Hay marcas que, en sí mismas, son iconos. Llevar una camiseta de una marca u otra dice algo de quien hace de percha. Llevar un periódico u otro bajo el brazo da información sobre cómo es alguien. No es lo mismo vestir de Adidas y llevar el Marca que ir de Ralph Lauren y llevar un Vogue o un El Jueves.

Con la tecnología pasa lo mismo

Los dispositivos son, a la vez, un servicio y un objeto de culto. Hay quien lleva un móvil del pleistoceno medio roto con una carcasa horrible y quien lleva un último modelo de gama alta y lo enseña ufano. Ambas cosas nos dicen algo de sus dueños. Y eso, que las tecnológicas lo saben, se explota.

En términos publicitarios se habla de 'marquismo' como una tendencia a consumir determinadas marcas preferidas, aunque el producto sea más o menos el mismo. Igual que hay quien adora los productos de Hacendado y quien odia Mercadona porque no encuentra las patatas fritas de su marca preferida. Cada uno es como es.

Apple: pegatinas para fardar

Apple sabe que es una de 'esas' marcas: el iPhone es un icono, y tenerlo es un estatus. Por eso la empresa, que hace del diseño una de sus máximas, cuida la experiencia en ese sentido: sus cajas blancas y brillantes, o transparentes y sencillas; la tipografía cuidada, la sobriedad del diseño del envoltorio, la disposición de sus tiendas... todo comunica y contribuye a dar una idea: si es de Apple es bonito.

Y así, ladrillo a ladrillo, diseño a diseño, la manzana dio un salto más: incluir pegatinas con su logotipo en la caja de sus productos. Vale que su logo es, en la línea de la compañía, más bonito y sencillo de lo que llegó a ser, pero ¿de verdad quiero lucir una pegatina de la manzana mordida para presumir de que tengo algún producto de Apple?

Pues sí: hay quien se lo pega en algún lugar visible, o incluso en el parachoques del coche. Aunque, claro, también está lo contrario: si tienes un portátil de Apple no hace falta pegatina alguna porque no podrás quitarte el logo iluminado de Apple de la tapa, así que siempre puedes jugar con él con alguna de estas propuestas de pegatinas para modificar el aspecto de la dichosa manzana luminosa (algunas, brillantes)

Redes sociales y el analfabetismo digital

Con las redes sociales pasa algo similar, aunque distinto. Uno de los grandes triunfos que han tenido ha sido no sólo comerle la tostada del negocio informativo en los medios, sino ser necesarios para ellos. Primero, porque los medios tienen que ir muchas veces a buscar historias en las redes, y segundo porque necesitan buscar audiencia vendiendo sus historias en ellas. Así, al final, no hay medio o blog que se precie que no lleve en portada los iconos de las redes, o sus cajas dinámicas, apuntando a sus perfiles digitales para facilitar al usuario que consuman su contenido también allí.

Hasta ahí todo bien, pero la cosa va a más cuando ese buscar a tu cliente deja de ser una cosa de los medios de comunicación para convertirse en una ventanilla de venta de cualquier tipo de producto. Consecuencia: en cualquier web de cualquier empresa o persona hay iconos de sus redes sociales enlazando a sus perfiles. Usando el caso de Apple, gente pegando en la fachada de su casa digital pegatinas con logotipos de otros sitios

¿Exagerado? El remate viene con el paso siguiente: el salto al mundo analógico de dichas pegatinas, como lo de pegarse la manzana mordida en el guardabarros del coche ¿Acaso no has visto escaparates o carteles analógicos impresos con el icono de Twitter o Facebook?

Es la forma que tiene una empresa de decir 'eh, que estoy también en redes', pero mal. Porque cuando junto al logo pone el nombre de usuario o alguna forma de seguir ese perfil aún tiene sentido, pero ¿qué pasa cuando sólo aparece el pajarillo, la F blanca sobre fondo azul o algo así? Marquismo puro y duro: enseño los iconos de otras empresas (redes sociales) como muestra de modernidad (estoy en redes sociales, soy súper moderno) pero sin dar pie al potencial consumidor de que te siga allí.

Manzanas en el carpesano, el periódico bajo el brazo, el logo de esa firma de moda bien grande en tu bolso y los iconos de Twitter y Facebook pegados en tu escaparate: la publicidad gratuita que haces a muchísimas marcas vale millones... aunque tú no cobras nada. Al contrario, pagas.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.