INVESTIGACIÓN EN CURSO

INVESTIGACIÓN EN CURSO

Follón en Apple: 22 empleados habrían vendido información personal de los usuarios

Si eres de los que sospechan que las grandes empresas venden tu información... pues mira, igual no te equivocas.

Tienda de Apple
Tienda de Apple | Agencias

Es el mayor temor que tienen todos los consumidores del mundo, y esta vez la conspiración se ha hecho realidad: una gran compañía tecnológica vendiendo los datos y la información personal de sus usuarios.

Ahora bien, hay una ligera excepción: en este caso quien ha vendido dichos datos no ha sido la empresa en cuestión, sino sus manzanas podridas. En este caso, 22 empleados de Apple que han puesto a su propia compañía en el foco de la polémica.

Todo ha ocurrido en China. Según ha revelado recientemente 'Hong Kong Free Press', las autoridades policiales chinas acaban de detener a estas 22 personas, a las que acusa de vender datos personales e información delicada de varios de sus usuarios.

La aparente trama iba en dos direcciones: de los 22 detenidos, 20 eran empleados de Apple a nivel de ventas en todo el país; los otros dos, sin embargo, pertenecían a sendas empresas a las que Apple externalizaba parte de sus servicios tecnológicos y comerciales, con lo que la información había 'volado' mucho más de lo necesario.

Una estafa de seis millones de euros

Lo cierto es que toda esta operación formaba parte de una trama mucho mayor. En realidad, según las investigaciones de la Policía china, esta práctica era sólo una pequeña pata que se enmarcaba dentro de una macrooperación de estafa valorada en cerca de 50 millones de yenes, que al cambio vendrían a ser algo más de seis millones de euros.

Lo que no parece muy rentable (por ahora) es el dinero que cobraron los principales implicados en esta trama: según los detalles y resultados de la operación policial que han sido revelados hasta la fecha, los 22 implicados habrían estado cobrando, como mucho, unos 23 euros por parte de los datos que habían estado vendiendo.

En cuanto al material, los implicados en esta macroestafa no sólo habrían vendido el ID de cada usuario de Apple, sino que también habrían dispuesto de sus propios nombres y de los números de teléfono de su agenda.

Lo que aún queda por descubrir

No obstante, la operación policial aún deja muchísimos detalles que quedan por concretar y desvelar. Para empezar, las grandes preguntas aún no han sido respondidas: ¿a cuánta gente ha afectado esta macroestafa? ¿Cuántos usuarios han podido sufrir esta venta de datos e información personal? ¿Son sólo usuarios chinos o ha afectado también a consumidores de fuera de este país?

Aún se desconoce el alcance de la operación, y ésta será una de las claves que determine el tamaño de la polémica y hasta qué punto afecta a la reputación de Apple. Pero queda otra gran duda: ¿se habrán acabado aquí las investigaciones policiales o habrá nuevas intervenciones?

Y es que China acaba de aprobar una nueva ley de ciberseguridad que busca proteger de mejor manera los datos de sus ciudadanos, con lo que parece que la policía del país seguirá muy pendiente de los posibles delitos de este tipo que a día de hoy se sigan cometiendo en su territorio.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.