PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE EL ADSL

PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE EL ADSL

Trucos sencillos para mejorar la velocidad de tu conexión a internet

A pesar de la progresiva implantación de la fibra óptica, la conexión a internet más utilizada sigue siendo el clásico ADSL, que a veces nos da quebraderos de cabeza y llamadas a los servicios técnicos que podríamos evitar siguiendo algunas pautas. Porque no está de más arañar algún megabyte a tu conexión.

Imagen de un Router
Imagen de un Router | Vive Conectado

¿Por qué no llega toda la velocidad contratada?

La mayoría de las ofertas actuales de ADSL son de hasta 10, 20 o 35 megabytes (Mb), pero, al contrario que con la fibra óptica, nunca disfrutarás del 100% de la velocidad contratada, algo a lo cual estamos ya bastante acostumbrados. El factor principal, más que la llegada del par de cobre telefónico de toda la vida, es la distancia de tu línea con la central telefónica. Esto es algo que en algunas webs puedes consultar antes de lanzarte a contratar una oferta.

La tecnología actual más usada en conexiones a internet es ADSL2+, que ofrece una buena calidad a una distancia cercana con la central, pero que disminuye bruscamente sobre todo a partir del tercer kilómetro de distancia, igualando a partir de ahí la velocidad con los anteriores estándares (ADSL y ADSL2). Algunas operadoras ofrecen VDSL, con conexión de “hasta 35 Mb”, pero que a partir del primer kilómetro de distancia se reduce bastante la velocidad.

Dejando de lado el principal hándicap para una buena conexión a internet, otros aspectos técnicos que deberías vigilar es la calidad del cableado de tu edificio, que también afecta a la atenuación (la pérdida de potencia del router) y el ruido, dos valores que deberás tener en cuenta si experimentas problemas de velocidad.

También puedes comprobar la localización y estado del punto de terminación de red (PTR), es decir, el cajetín que separa tu línea del cable exterior. Es importante que el router no se encuentre lejos del cajetín o que incluso se conecte directamente ahí: cuantas menos conexiones o empalmes de cables se empleen para conectarlo mucho mejor. Además, las compañías aconsejan en algunos casos instalar microfiltros para separar correctamente el servicio de voz y el de internet.

¿Por qué tengo tan poca velocidad de subida?

La velocidad de subida es, en el mejor de los casos, de hasta 3,5 Mb, aunque lo habitual es que no llegue a 1 Mb, lo que es un punto débil para usuarios que necesiten subir archivos pesados a la Red. Algunas operadoras permiten, en las configuraciones de sus router, utilizar dos perfiles de ADSL, el “Anexo M” o el “FastPath”, siendo el primero el que resulta más interesante.

Se trata de ganar velocidad de subida a costa de perder megas de bajada, pudiendo volver a la configuración 'óptima' cuando se necesite la configuración original, tras realizar los pertinentes y necesarios test de velocidad para comprobar cómo responde tu línea. Eso, y que tu contraseña sea lo suficientemente segura (WPA o WPA2) para que nadie te 'robe' WiFi.

¿Cómo evitar microcortes en la línea?

Si es muy importante dónde colocar el router para disfrutar de una buena conexión, también es importante que conectes los equipos que utilices por cable LAN antes que por WiFi. Por ejemplo, para servicios de películas en 'streaming' en una Smart TV es aconsejable que lleguen al menos 6-7 Mb de bajada para ver contenidos en HD, algo que la conexión inalámbrica no siempre puede asegurar.

No obstante, para una buena conexión WiFi el router debe estar colocado lo más alto posible (nunca escondido en un armario o en el suelo, ya que la señal que emite es radial alrededor de sí mismo), a una distancia media de los dispositivos que vayas a utilizar, teniendo en cuenta los obstáculos que vaya a encontrarse la señal electromagnética (paredes o muros de carga, muebles, ventanas, electrodomésticos...).

Los microcortes o caídas momentáneas en la conexión pueden estar provocados por las señales que emiten teléfonos inalámbricos cercanos, microondas, dispositivos bluetooth, mandos de aparatos de aire acondicionado que emitan potenciales interferencias... También que haya una saturación de redes WiFi en la zona -y que la mayoría utilicen el mismo canal, algo que provoca más de una llamada al servicio técnico)- puede provocar interferencias en nuestra señal.

Si tienes problemas de recepción por culpa de la distancia puedes recurrir a repetidores o amplificadores de señal, algo que es muy útil para casas con varias plantas, paredes muy gruesas o estancias muy alejadas del router.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.