BODAS DE PLATA DE LOS SMS

BODAS DE PLATA DE LOS SMS

Vive rápido, muere joven: el SMS cumple 25 años ¿con un pie en la tumba?

El SMS cmpl 25 añs, uns bdas d plata q se clebrn en la osqridd x hber sido absrbid x el wsup, q no limit krctrs y q se a kddo cn el mrcado d msgs.

SMS en un Nokia
SMS en un Nokia | Wikipedia

Con ese metalenguaje de SMS podríamos haber empezado hace 25 años una noticia como esta si se la hubiéramos tenido que enviar a nuestro jefe, amigo, conocido, familiar, a través del servicio de mensajería SMS, que está de aniversario.

La historia comienza el 3 de diciembre de 1992, cuando el ingeniero Neil Papworth le envía a Richard Jarvis, ejecutivo de Vodafone un escueto “Feliz Navidad” a través del SMS. Quizás era la felicitación más tempranera que Jarvis había recibido, pero sin duda daba el pistoletazo de salida a una tecnología que cambiaría nuestras vidas.

Los SMS se hicieron populares sobre todo en los años 2000, cuando las operadoras comenzaron a introducirlos en sus ofertas de llamadas como un extra por el que te podías comunicar a un precio que hoy por hoy ya no pagamos por ellos.

Y es que los SMS tuvieron su apogeo en 2012, cuando se calcula que se enviaban del orden de 15 millones de SMS al minuto. ¿Su principal problema? El límite de caracteres que tenía cada SMS: 160 caracteres que muchas veces no daban para decir todo lo que tenías que decir (y eso que era más que el Twitter de antes).

Así que ante este problema, la sociedad, y sobre todo los más jóvenes, crearon el metalenguaje SMS, que consistía en comerse letras para que las palabras cupiesen en un solo mensaje y no tener que pagar de más.

Este metalenguaje fue incluso objeto de discusión dentro de la Real Academia de la Lengua Española. Su presidente en 2003, Víctor García de la Concha, decía por entonces que tenía "consecuencias empobrecedoras y enriquecedoras al mismo tiempo sobre el castellano”. En 2008, él mismo admitió que la RAE trabajaba en una “tabla de abreviaturas para los SMS”, pero lo cierto es que nunca llegó a publicarse.

Menos aún con la llegada de las aplicaciones de mensajería gratuita, como WhatsApp, que dieron la puntilla a los SMS y dejó la tecnología prácticamente relegada a algunos servicios de atención al cliente, códigos de seguridad de los bancos y spam de publicidad. Aun así, seamos fuertes y q ns qten lo bailao, lrga vda al SMS!

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.