TODO APUNTA A QUE LA VERSIÓN 8 VOLVERÁ A LEVANTAR LA SAGA ‘NOTE’

TODO APUNTA A QUE LA VERSIÓN 8 VOLVERÁ A LEVANTAR LA SAGA ‘NOTE’

Así es el Galaxy Note 8: con pantalla curva mayor que el S8, tiene S Pen y doble cámara

El nuevo Galaxy Note 8 tiene una pantalla de 6,3 pulgadas, 6 GB de RAM y llega con la aspiración de borrar el convulso recuerdo de su versión precedente.

Así es el nuevo Samsung Galaxy Note 8
Así es el nuevo Samsung Galaxy Note 8 | Samsung

La expectación era grande ante el nuevo móvil y la responsabilidad, para Samsung, también. “No olvidamos lo que pasó el año pasado”, comentó al empezar la presentación DJ Koh, presidente de la división móvil de Samsung. Pero le dio la vuelta y lanzó un piropo a los usuarios. “Tampoco olvidamos a todos aquellos que se quedaron con nosotros”.

Hecha la mención ineludible ha llegado el espectáculo. La compañía ha mostrado unos impresionantes efectos visuales en tres dimensiones para su vídeo de presentación. A partir de ahí ha empezado la retahíla de las especificaciones.

El terminal tiene una pantalla ‘infinita’, con los bordes curvados, al estilo del Galaxy S8, y su tamaño es de 6,3 pulgadas, mayor que las 5,5 pulgadas que se daban en modelos anteriores. La potencia del dispositivo queda retratada con sus 6 GB de RAM, mientras que el procesador está fabricado con una sofisticada tecnología, de 10 nanómetros. Tiene 64 GB de almacenamiento y un slot para tarjetas MicroSD, que permite ampliar la memoria hasta los 256 GB. La batería es de 3.300 mAh, no de las más grandes del mercado, pero acorde con su tamaño de pantalla y prestaciones.

Su cámara tal vez sea una de las grandes novedades. No a nivel de la industria, pero sí en lo que respecta a la versión anterior de la saga. El Galaxy Note 8 cuenta con doble sensor, que se desenvuelve con soltura en condiciones adversas de luz. Con lo cual el dispositivo se presenta como una buena opción para sacar fotos nítidas de noche. Además, ambas cámaras, de 12 megapíxeles, tienen estabilización óptica, lo que se deja notar en fotos y vídeos.

Durante la presentación, la comparación con el iPhone ha sido constante y especialmente enconada en el ámbito de la fotografía. Samsung ha explicado su funcionalidad ‘Live Focus’, similar al ‘Portrait Mode’ del dispositivo de Apple (modo retrato), que enfoca el objeto de la imagen y crea efecto bokeh en los alrededores. El Note 8, según se ha podido ver en las imágenes mostradas, ofrece unos contornos más precisos y mayor nitidez. Habrá que ver cómo es en la realidad.

Pero como la carrera por las especificaciones técnicas parece agotada –es muy poco funcional seguir sumando GB a la RAM, procesadores al terminal y núcleos a los procesadores– estas grandes presentaciones se convierten en una exposición de bondades menos numéricas. Así, el S-Pen ha sido uno de los protagonistas del evento. Y es que en el Note 8 la sensibilidad ha aumentado, con lo que resulta más sencillo escribir o dibujar. Móvil y stylus son resistentes al agua y al polvo.

Otro de los triunfos que ha exhibido Samsung ha sido Bixby, su asistente de voz personal. El software, equivalente a Google Assistant, Siri o Amazon Alexa, se ha lanzado ya en 200 mercados, aunque solo en dos idiomas, inglés y coreano. Bixby puede realizar varias acciones con una sola orden, como hacer una foto con el modo ‘comida’ de la cámara y guardarla en la carpeta correspondiente, solo con que el usuario silbe “foto de comida”.

Como añadidos, el dispositivo cuenta con carga rápida y carga inalámbrica, así como funcionalidades biométricas (lector de huellas, escáner de iris y reconocimiento facial). El Note 8, que funcionará con la versión 7.1.1 de Android, llegará a las tiendas el 14 de septiembre a un precio de unos 1.000 euros.

El último año no ha sido el mejor de la compañía a nivel de imagen. Eso pese a que los ingresos han seguido creciendo como la espuma, empujados por la división de semiconductores. Pero la detención del heredero de conglomerado coreano, por su implicación en el escándalo de corrupción que golpeó al gobierno de Corea del Sur, ha estado en todas los medios. El fiasco del Galaxy Note 7, la versión anterior de esta saga, fue un problema incluso mayor.

Entre el cierre de filas improvisado en torno a la cúpula dirigente y la retirada masiva de terminales Note 7, junto con las disculpas requeridas a los consumidores, el departamento de relaciones públicas de Samsung ha tenido trabajo para agotar a cualquiera. La presentación del Galaxy Note 8 se ha abierto con un agradecimiento a los usuarios, que ha sellado la fase de pedir perdón en la que la compañía se había enrolado voluntariosamente. Samsung espera que un éxito de ventas de su nuevo modelo le garantice no tener que volver a hacer referencia a los fantasmas del Note 7.

TE MOSTRAMOS EL NUEVO NOTE 8 EN ESTE VÍDEO

 

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.