CONDICIONES LABORALES DE LOS TRABAJADORES DE APPLE

CONDICIONES LABORALES DE LOS TRABAJADORES DE APPLE

Las fábricas del iPhone siguen siendo un peligro para el medio ambiente y sus trabajadores

Aunque los de Cupertino parecen estar cada día más orgullosos de las condiciones laborales de sus empleados y las de los de sus proveedores, lo cierto es que los problemas habituales de Apple siguen ahí: un par de informes aportan pruebas suficientes como para poner en duda la palabra de la firma de la manzana mordida.

Así son los nuevos iPhone 6
Así son los nuevos iPhone 6 | Tecnoxplora

En Apple las cosas van sobre ruedas. Y no porque estén trabajando en un coche eléctrico o porque esté a punto de ver la luz un Apple Watch con la rueda como elemento clave, sino porque sus números son espectaculares: en el último trimestre de 2014 la compañía logró 18.000 millones de dólares de beneficios (unos 16.000 millones de euros) gracias a la venta de más de 74 millones de iPhones en ese período de tiempo.

Todo eso, siendo una compañía responsable con el medio ambiente y con los derechos de sus trabajadores. Su nueva sede se alimentará de energías renovables, al igual que sus futuros 'data centers' europeos, sus dispositivos tienen una huella ambiental progresivamente menor y, además, la compañía vigila de cerca a todos sus proveedores para tener la seguridad de que todos los trabajadores "reciben un trato digno y respetuoso".

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y, por supuesto, Apple no es el país de la piruleta. Ni en la compañía dirigida por Tim Cook todo es verde, ni los trabajadores implicados en el proceso de fabricación de sus dispositivos son tratados como reyes.

Trabajadores de Apple

Al menos, eso es lo que dan a entender los informes de organizaciones como China Labor Watch (CLW) o Students and Scholars Against Corporate Misbehaviour (SACOM). En ellos queda claro que 2014 fue un buen año para Apple, pero no para los trabajadores de las empresas que fabrican componentes para sus dispositivos, ya que a lo largo del año se cometieron, según estos informes, muchas y muy diversas violaciones de la legislación laboral china.

A pesar de que Apple dice vigilar de cerca las condiciones laborales de los empleados de sus más de 500 proveedores repartidos por todo el mundo con auditorías e inspecciones constantes (en 2014 los de Cupertino habrían realizado 633 en las instalaciones de proveedores de 19 países distintos), parece que no en todos los casos se cumplen las condiciones laborales que la propia compañía recoge en su código de conducta para proveedores.

Mapa de inspecciones laborales de Apple

Horas extra y falta de seguridad

A través de investigaciones encubiertas realizadas en las plantas de compañías como Foxconn, Pegatron o Jabil (tres de las empresas que fabrican en China elementos utilizados por Apple en sus dispositivos), CLW y SACOM descubrieron que las violaciones de la legislación laboral china y del código para proveedores de la propia Apple son habituales: horas extra no remuneradas, salidas de emergencia bloqueadas, abusos verbales habituales o la imposibilidad de estar de baja por enfermedad son algunas de las condiciones laborales a las que se enfrentan los empleados de algunas de estas empresas que trabajan para Apple.

Las semanas previas al lanzamiento del iPhone 6, por ejemplo, fueron realmente duras en estas plantas. Según SACOM, en las de Pegatron los trabajadores llegaron a trabajar durante 15 horas diarias a lo largo de 10 semanas, sin tener ni un día de descanso.

Los informes recogen, además, la falta de formación para los trabajadores que manipulan habitualmente sustancias químicas para la fabricación de piezas del iPad, lo que ya ha dado lugar a graves problemas de salud y ambientales.

¿Y Apple?

La versión de Apple en cuanto a las condiciones laborales de aquellos que trabajan indirectamente para la manzana mordida es totalmente opuesta. En su informe anual de responsabilidad, la compañía expone que en las inspecciones realizadas el pasado año encontró 700 violaciones del código para proveedores que, inmediatamente, fueron solucionadas.

Sin embargo, si bien los informes de CLW y SACOM presentan pruebas de que las malas condiciones laborales siguen siendo habituales (ya en 2013 lo eran y no solo no se han corregido, sino que han ido a más en alguno de los casos), Apple ni explica ni muestra la solución.

En realidad, la política de precios de Apple y el exigente calendario de lanzamiento de sus productos hace que las compañías que fabrican para los de Cupertino los componentes de sus dispositivos dejen de lado las condiciones laborales o la responsabilidad medioambiental. Todo, con el objetivo de cumplir los plazos y poder fabricar componentes a un precio competitivo que entre dentro de los planes de Apple.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.