NUEVA PRESENTACIÓN

NUEVA PRESENTACIÓN

HTC U11 lo último (quizá literalmente) grande de la compañía se puede apretar

HTC presenta el U11 en el momento más difícil de su historia. ¿Bastará con un teléfono 'apretable' para recuperar el terreno perdido?

HTCU11
HTCU11 | HTC

HTC es la marca que lo fue todo de forma efímera y pasó a instalarse sin prisa pero sin pausa en la intrascendencia. Pionera en Android, significó la aspiracionalidad para el sistema operativo de Google. A principios de esta década era quien reinaba, tanto en ventas como en imagen de marca. Lustro y medio después, atraviesa una situación más difícil que nunca.

Con sus oficinas en España ya cerradas, como las de medio mundo, los semestres pasan de clavo ardiendo en clavo ardiendo sin que ninguno de sus nuevos terminales surta el efecto salvador que necesitan.

El de este semestre es el recién anunciadoHTC U11. Trae líneas de diseño y funciones heredadas de su predecesor, el U Ultra, y a primera vista llama la atención, y mucho. Lo hace con su acabado glossy, estilo piano, negro por delante y en varios colores (rojo, azul celeste, azul eléctrico, negro, plateado) por detrás.

Pocas sorpresas más en el exterior: el sensor dactilar está integrado en el botón capacitivo frontal y no hay rastro de doble cámara alguna: HTC fue pionera en esta fórmula con resultados agridulces, y ahora que se pone de moda con soluciones mucho mejores (iPhone 7 Plus o Huawei P10, por ejemplo), la deja en el cajón de experimentos fallidos. No obstante, la cámara 'a priori' pinta bien.

Lo más llamativo del terminal es que sus bordes laterales pueden ser apretados para ejecutar acciones. Por ejemplo, para hacer una foto, abrir una app concreta, cambiar el volumen o cualquier otra cosa. Es una forma más de interacción que puede tener buenos casos de uso, como por ejemplo poder hacer una foto bajo el agua (es sumergible, tiene certificación IP57), porque bajo líquido la pantalla táctil no funciona.

Por dentro lleva las especificaciones genéricas de un Android de gama alta: pantalla QHD de 5,5 pulgadas, procesador Snapdragon 835, USB-C, RAM de 4 GB y cámara de 16 megapíxeles con apertura f/2.0 -al menos parece que la fórmula Ultrapixel, insatisfactoria a todas luces, queda también en el mencionado cajón de experimentos fallidos-. Por otro lado, llega sin 'jack' de 3.5 mm, un paso hacia el futuro al más puro estilo Apple.

En el lado de los experimentos buenos está Alexa, el asistente de voz de Amazon, que llega plenamente integrado en el HTC U11. Tan plenamente que por primera vez en un smartphone se puede ejecutar con un comando de voz, sin tener que pulsar antes un botón físico.

HTC nos tiene acostumbrados últimamente a vivir con más intenciones que tino. Veremos qué tal llega a 2018. De momento, buena suerte.

Más noticias

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.