¿ADIÓS AL NAVEGADOR DE LOS COCHES?

¿ADIÓS AL NAVEGADOR DE LOS COCHES?

El móvil destrona a las grandes empresas de GPS

Hasta hace no mucho, tener un GPS en el coche era algo necesario. Ahora, para mayor escarnio de nuestro copiloto, estos dispositivos han sido sustituidos en su mayoría por un smartphone. ¿Cómo hemos llegado a esto? ¿Son mejores que un GPS normal?

Un navegador GPS
El móvil ha asestado un duro golpe a los GPS "tradicionales" | Sygic

Si algo ha cambiado a mejor nuestra vida gracias a la tecnología es el quedar con amigos o llegar a sitios que no conocemos. Ya nadie pide direcciones porque tiene una aplicación de mapas en el móvil, y si lo hace, se las pide a Siri. El GPS tradicional, que nunca usamos a pie como sí usamos el móvil, llegó a ser un complemento obligatorio de todo coche, pero ha sido dado de lado en apenas unos años. ¿Tan buenas son las aplicaciones de mapas para móvil?

Debido a la proliferación de los smartphones, y sobre todo a su potencia, las compañías de GPS han caído en picado en Bolsa y su recaudación en ventas se ha desplomado. No hace falta más que coger los datos del día de mayor consumo de todo EEUU, el Black Friday. En el Black Friday de 2012, se vendieron un 40% menos de GPS que en el año anterior, y eso que lo más probable es que todas las marcas tuvieran un buen descuento, pero nada gana a lo gratis: la mayoría de móviles tiene un GPS integrado más que decente.

Es por esta sencilla razón que compañías como Garmin están explotando lo único que les queda: la integración en los coches, algo con lo que un móvil no puede competir, y en las interfaces que se puedan usar conduciendo, algo que tampoco se debe hacer nunca con un móvil.

Sygic es probablemente una de las más grandes y mejores aplicaciones de GPS que existen. En primer lugar, porque utiliza los mapas de TomTom. En segundo, porque los emplea sin estar conectado a internet, lo que es genial cuando no se quiere gastar mucha batería o la conexión es inestable o cuesta un ojo de la cara (tener que conectar a internet para descargarse un mapa no es muy buena idea cuando sales del país y tienes que tirar de roaming).

Probar la aplicación es gratis, pero la calidad se paga: los packs de mapas de cada región cuestan un dinero. España y Portugal, por ejemplo, son 20 euros.

Es curioso que Sygic se nutra de los mapas de un clásico de los GPS como TomTom, pero claro, si tu valor en Bolsa ha descendido tanto que pierdes dos millones de euros en el primer trimestre de 2013, lo mismo que perdiste en el mismo período del año pasado. Si esto se debe a que tus ventas se han resentido un 17%, tienes que buscar alternativas. La más rápida y factible: vender tus geniales mapas a otros. TomTom también vende sus mapas directamente al consumidor, pero sus precios son algo prohibitivos, sobre todo si hay otros competidores gratuitos.

Al fin y al cabo, ¿cómo competir contra alguien como Google? Es un hecho que Google Maps y Navigation, integrados en cada teléfono Android y de descarga gratuita en iOS, son un mazazo para cualquier competidor. Navigation funciona como un GPS y hasta da indicaciones de distancias en tiempo real, pero se alimenta mayormente de la tarifa de datos del teléfono.

Eso y que no es tan preciso como una empresa dedicada en cuerpo y alma a conseguir un GPS fiel lo dejan un poco por detrás del resto de competidores. Pero es Google, está en los móviles casi por defecto y es gratis, ¿cómo no usarlo?

NavFree es otra gran aplicación de GPS para móviles, que funciona con mapas almacenacenados en el móvil y que emplea recursos de diferentes servicios de mapas (entre ellos Bing y Google Maps) para ser más preciso. Además, permite a los usuarios hacer recomendaciones y anotaciones sobre lugares, por lo que puede ser mucho más preciso aún si cabe.

Su nombre no tiene nada que ver con la gran empresa de GPS, Navman, que quien era la principal competencia de TomTom. Sus GPS no bajan de los 179 dólares en la versión más barata y para mantenerlos actualizados al instante hace falta pagar una suscripción... No hace falta decir nada más. En realidad sí: han sido adquiridos por una empresa de tecnología a principios de año y no hay manera de encontrar cifras públicas de ventas.

No cuesta ver por qué las grandes empresas de GPS han sucumbido a la comodidad y, sobre todo, el precio de las aplicaciones de GPS para móviles. Solo con tres ejemplos de cada lado se puede ver que ni TomTom ni Garmin ni Navman pueden competir con un mastodonte como Google Maps, que ya en 2011 sumaba más usuarios en móvil que en ordenador con una alucinante cifra de 200 millones de instalaciones. Si una empresa de GPS vendiera sólo una cuarta parte de esa cifra...

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.