EL SMARTPHONES SE SIRVE DE SU CHIP NPU PARA EVITAR RECURRIR A INTERNET

EL SMARTPHONES SE SIRVE DE SU CHIP NPU PARA EVITAR RECURRIR A INTERNET

Probamos el Huawei Mate 10 y sus pinceladas de inteligencia artificial

De momento las cosas que el Huawei Mate 10 puede hacer con su chip NPU, de inteligencia artificial, se cuentan con los dedos. Pero la cámara se ve beneficiada, así como la traducción sin conexión a Internet.

Huawei Mate 10
Huawei Mate 10 | Pablo G. Bejerano

El Huawei Mate 10, el nuevo gama alta de la compañía china, ha alzado como bandera de marketing la inteligencia artificial. Lo cierto es que por el momento no es un factor que tenga un gran impacto en el rendimiento del terminal, al menos a simple vista. Pero la utilidad del chip NPU (neural processing unit) que incorpora el nuevo teléfono se observa en algunos aspectos, sobre todo en la cámara.

En cuanto al terminal en sí, su pantalla de 5,9 pulgadas, con una resolución de 2560x1440, tiene una gran calidad. Aunque al principio el formato más cuadrado (16:9) resulte algo chocante, el tipo de pantalla es muy adecuado para ver vídeos. Si bien, y pese a tener unos marcos muy ajustados, el smartphone es demasiado grande para manejarlo con una sola mano.

El Mate 10, que cuesta 699 euros, funciona con ocho núcleos, a 4 GB de RAM y tiene una capacidad de 64 GB. El sensor de huella dactilar está en la parte delantera, con lo que se puede usar cómodamente el dedo gordo para desbloquear el terminal. Este botón también se puede usar, con unos gestos sencillos, como sustituto de los botones virtuales, situados en la parte inferior de la pantalla, de manera que estos se pueden esconder dejando más espacio libre.

Mate 10 | Pablo G. Bejerano

La inteligencia artificial asoma

El Kirin 970 es el chip que Huawei ha incorporado al Mate 10. La ventaja de la compañía china es que ella misma diseña el procesador, con lo que no puede hacerlo más a medida para sus intereses. En este caso ha puesto en el mismo teléfono una CPU, una GPU –para procesar gráficos– y, la novedad respecto a otros smartphones, su NPU.

En esta NPU reside la inteligencia artificial que Huawei ha atribuido al terminal al presentarlo al público. Se trata de un chip que puede realizar algunas tareas con mayor rapidez que una CPU o una GPU. Y además lo hace optimizando recursos para consumir menos batería. Hasta aquí la parte teórica.

En el Mate 10, la inteligencia artificial se nota especialmente en la cámara. Por cierto en este apartado el smartphone ha dado un salto respecto a los anteriores modelos de Huawei. La apertura de los dos sensores –la doble cámara trasera se posiciona en vertical en esta serie, en contraposición a la distribución horizontal de los modelos P– es F1.6. Esto permite captar una gran cantidad de luz en condiciones que no sean las óptimas. Los dos sensores traseros, desarrollados con Leica, tienen 20 megapíxeles el monocromo y 12 megapíxeles, el RGB.

Cámara Mate 10 | Pablo G. Bejerano

La cámara del Mate 10 pretende ser para todos los niveles de fotografía. El software trata de servir tanto a los usuarios más expertos como a los menos interesados. Hasta ahora existían las opciones profesionales, que permiten modificar parámetros como el ISO, la velocidad o el valor de exposición. Así se ayuda a sacar mejores fotos a quienes saben manejar estas variables. Para los profanos en la materia, Huawei ha recurrido a la inteligencia artificial.

El AI Vision Engine es una aplicación incorporada en el software de la cámara, que detecta lo que estás enfocando. Es capaz de saber si vas a hacer una foto de una planta, una persona, un plato de comida o un texto. Son 14 escenarios diferentes los que reconoce el terminal, señalándolos en una de las esquinas inferiores mediante un icono. De esta forma, una vez que identifica el objeto que está delante del objetivo, ajusta automáticamente los parámetros de la cámara para que la foto salga lo mejor posible. Si la imagen es de comida da la sensación de que aumenta la luz y la saturación del color.

Cámara IA | Pablo G. Bejerano

El software es capaz, por ejemplo, de reconocer una planta, aunque esta sea de plástico. La identificación es prácticamente instantánea y funciona sin conexión a Internet. Lo hace gracias al chip NPU del Mate 10. Es una forma de que un usuario poco avezado con la fotografía obtenga buenos resultados al fotografiar escenas muy diferentes entre sí.

Otra de las expresiones de la inteligencia artificial es ‘Translator’, una aplicación desarrollada en exclusiva por Microsoft para que funcione con el NPU de Huawei. El software permite traducir la voz de forma automática a otra lengua. Y para la traducción de texto funciona sin conexión a Internet, previa descarga del paquete de idioma correspondiente. También permite hacer una foto a un texto para traducirla a continuación. El software es capaz de mover una gran cantidad de recursos y al final se consigue una plataforma fiable, similar a la que presenta Google con su propio traductor.

Traductor Mate 10 | Pablo G. Bejerano

La versión del sistema operativo es EMUI 8.0, la modificación de Huawei que en este caso se equipara a la nomenclatura de Android Oreo, la 8.0. Es una interfaz austera, muy limpia, casi se puede decir que de inspiración china.

La batería es enorme, de 4000 mAh, y permite un día entero de uso intenso. Mientras que para un uso medio del terminal, una carga completa puede aguantar dos jornadas. En este campo, uno de los que más cuida Huawei, cabe destacar que la carga rápida permite enchufar el móvil solo media hora para después utilizarlo durante todo el día.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.