NO ES TAN SENCILLO IMPLANTARLO

NO ES TAN SENCILLO IMPLANTARLO

El problema del acoso: por qué el botón 'No me gusta' de Facebook es más polémico de lo que parece

Todos lo pedíamos, pero implantarlo no es tan sencillo como parece: estos son los problemas que puede generar.

No me gusta
No me gusta | Agencias

Si te gustan los botones de reacciones a estados que tiene Facebook, estás de enhorabuena: pronto quizá puedas disfrutarlos en su app de mensajería privada, Messenger, y expresarte de la misma manera en que lo haces dentro de la plataforma.

Lo destapaba Techcrunch hace poco: la red social de Mark Zuckerberg está haciendo pruebas piloto dentro de Messenger y, entre ellas, se encontraría la posibilidad de poder ofrecer reacciones a lo que nuestro interlocutor nos vaya diciendo. Por ahora, sólo un pequeño grupo de usuarios seleccionados estaría probando estas nuevas herramientas.

Entre las novedades hay una especialmente llamativa: por primera vez, Facebook instalará el botón 'No me gusta', un hecho que alegra a muchos usuarios, que llevan años pidiéndoselo a Zuckerberg para ampliar su abanico de posibilidades dentro de la red social.

¿Una puerta al ciberacoso?

Sin embargo, esto podría no ser tan positivo como en principio cabría esperar. Ya lo aseguraba hace tiempo Bret Taylor, el propio creador del botón 'Me gusta', para quien la versión opuesta de esta reacción podría generar un problema de supuesto acoso.

Es por eso que, pese a que Facebook estuvo a punto de insertar este botón cuando introdujo las reacciones en los estados, al final lo descartó, dejando el abanico en seis posibles reacciones: 'Me gusta', 'Me encanta', 'Me divierte', 'Me asombra', 'Me entristece' y 'Me enfada'.

Malo para las personas...

Las razones de Taylor son claras: instalar el botón 'No me gusta' no se quedaría en una simple reacción de desagrado, sino que iría mucho más allá y convertirse en la herramienta perfecta de los acosadores que se entretienen ejerciendo ciberbullying hacia otras personas.

Seguramente este acoso no sea el mayor que pueden sufrir estas personas, ni muchísimo menos, pero siempre tuvo sentido: al fin y al cabo, Facebook es el mayor patio de colegio del mundo, con lo que cualquier esfuerzo por evitar abusos y situaciones de acoso hacia cualquier persona siempre resulta una idea más que interesante.

… y malo para las empresas

Pero no se queda ahí la cosa. Lo cierto es que el botón 'No me gusta' también podría afectar a empresas, cuyas repercusiones por este tipo de reacción podrían afectar –y de qué manera– a su imagen y su visibilidad como marca.

Por ello, las principales marcas que acuden a Facebok nunca se han mostrado especialmente entusiasmadas con la propuesta de incluir el botón 'No me gusta' en ninguna de sus fanpages, ya que podría provocar verdaderas avalanchas y crisis comunicativas.

En cualquier caso, parece evidente que en Messenger sí acabará estando esta opción. Un melón muy complicado para Facebook... y veremos cómo acaba la cosa.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.