UN POST DE BUENAS INTENCIONES

UN POST DE BUENAS INTENCIONES

Zuckerberg hace su lista de propósitos para 2018, y el principal es arreglar los problemas de Facebook

El mandamás de Facebook se ha marcado como reto personal para este año arreglar los problemas que atraviesa la plataforma.

zuckerberg_643x397
zuckerberg_643x397 | Economía Digital

Javier Pérez Rey | @javierperezrey | Madrid | Actualizado el 09/01/2018 a las 08:03 horas

Dejarse de buenas palabras y pasar a la acción. Estamos acostumbrados a leer bonitos comunicados de Facebook en los que afirma que va a luchar contra las noticias falsas, las injerencias políticas o cualquier otra acción para maquillar o arreglar los problemas que surgen a la plataforma.

Y no es que a la red social le vaya mal, más bien le va de lujo con el negocio publicitario gracias a la captación de usuarios en cualquiera de sus tentáculos (WhatsApp, Messenger, Instagram...) y también con las innovaciones y las compras.

El bueno de Zuckerberg lleva desde 2009 lanzando un mensaje navideño, en plan alta autoridad política, y el de este ha llamado mucho la atención por su tono genérico, pero también de autocrítica.

Vale, el alto ejecutivo no ha dicho, como hizo el rey emérito español, “Lo siento mucho. Me he equivocado. No volverá a ocurrir”, pero como Mark nos tiene acostumbrados a deseos como “quiero leer más” o “conocer gente nueva” lo de este año suena a que la cosa se ha puesto algo seria.

Zuckerberg es consciente de las limitaciones actuales de la inteligencia artificial y del fallo de las herramientas para evitar los acosos, pero ha reconocido en un post que es "imposible evitar todos los errores, pero actualmenrte estamos cometiendo demasiados a la hora de aplicar nuestras políticas y evitar el uso indebido de nuestras herramientas”.

Más allá de las palabras

Más allá de lo que se ha intentado hasta ahora, se siguen viendo prohibiciones a personas equivocadas y total impunidad para usuarios que acosan y difunden contenidos discriminatorios o insultantes. Parece que es un problema más de personas y de directrices claras que de máquinas o algoritmos.

En esa línea, el jefe de Facebook ha reconocido dos temas clave, como son la desconfianza creciente hacia las compañías tecnológicas y también los efectos que los monopolios ejercen en la neutralidad de la Red. “Muchos creemos que la tecnología tiene fuerza descentralizadora, pero al existir un pequeño número de grandes compañías y gobiernos que usan la tecnología para vigilar, creo que la tecnología está centralizando el poder en lugar de descentralizarlo”, ha escrito en su primer mensaje del año. Para solucionarlo alude a la mejora en los cifrados y a las criptomonedas como dos tendencias que pueden dar la vuelta a la sartén.

No obstante, Zuckerberg no ha hecho ningún anuncio concreto en su misiva navideña. En cualquier caso, tampoco cabía esperar que pretenda perder un ápice del poder y del control que ejerce sobre lo que vemos en nuestros muros y en el modo en el que nos informamos por estos canales en favor de los usuarios.

Eso sí, viendo que en parte asume como suyos los temores de estos últimos, podemos decir que la cosa se ha puesto seria en Facebook y que los posts que otrora publicaba con los propósitos para el año nuevo ya no son tan dulces como antaño. "Aquellos días. Cómo me acuerdo. Oh, los días felices", como escribía Samuel Beckett...

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.